Abierto al tráfico el nuevo puente de acceso a Sánsoain

NATV
-

El nuevo puente de acceso a la localidad navarra de Sánsoain se ha abierto ya al tráfico, a falta de extender una parte de la capa de rodadura definitiva que las inclemencias meteorológicas están retrasando.

El nuevo puente de Sánsoain se abre al tráfico

La infraestructura, que sustituye al puente destruido por las inundaciones del pasado 8 de julio en la Zona Media de Navarra, superó la pasada semana la prueba de carga preceptiva para su puesta en funcionamiento.

Las obras se encuentran prácticamente finalizadas, a falta de rematar la capa de rodadura y la señalización horizontal definitiva, ha explicado el Gobierno foral en una nota.

Según ha indicado, las intensas lluvias acaecidas durante las últimas semanas y las previstas en próximas jornadas, así como las bajas temperaturas, impiden que se puedan rematar adecuadamente las capas granulares base del pavimento y la consiguiente extensión de la capa de aglomerado en rodadura y la señalización horizontal de la vía.

No obstante, con objeto de mejorar la seguridad vial del acceso a Sánsoain, la Dirección General de Obras Públicas e Infraestructuras del Departamento de Cohesión Territorial ha decidido abrir provisionalmente al tráfico el nuevo puente, colocando la señalización vertical que será definitiva y una horizontal provisional. Cuando la situación meteorológica lo permita, se procederá a rematar la capa de rodadura y la señalización horizontal definitiva.

De esta manera se abre al tráfico rodado la nueva infraestructura y podrá retirarse el vado sobre el río Sánsoain que se habilitó como solución provisional tras la destrucción del puente.

La localidad de Sánsoain, ubicada en el valle de Leoz, quedó incomunicada por carretera tras el colapso de la infraestructura el pasado 8 de julio. Los vecinos solo podían llegar o salir del municipio a través de un recorrido no apto para todo tipo de vehículos por pistas forestales hacia Tafalla o hacia la carretera NA-132.

Con el fin de dar acceso a los habitantes de Sánsoain y permitir la llegada de los servicios básicos, el Gobierno de Navarra procedió a habilitar un vado que salvase el río con la instalación de seis marcos prefabricados de hormigón en dos hileras. Ésta es la solución provisional que ahora comenzará a retirarse y que ha venido funcionando hasta la apertura de la nueva infraestructura.

Las obras del puente se adjudicaron por procedimiento de emergencia a la empresa Construcciones y Excavaciones Erriberri S.L. y tienen un coste total de 598.040,64 euros (IVA incluido). La infraestructura original contaba con una anchura de 5,10 metros, que ahora se ha ampliado hasta los 9,20 metros para permitir dar cabida a dos carriles, uno en cada sentido.

El proyecto ha incluido también los tramos de la carretera NA-5163 previos y posteriores al puente que enlazan con la vía NA-5110, Pueyo-Alto de Lerga, y con la localidad de Sánsoain.