"Decepción" en I-E tras no aprobar su ley sobre religión

NATV
-

La portavoz de I-E en el Parlamento de Navarra, Marisa de Simón, ha manifestado su "auténtica decepción" por la "escenificación" en comisión parlamentaria donde finalmente no se aprobó la ley de I-E para reducir al mínimo la asignatura de religión.

En declaraciones a los medios de comunicación, De Simón ha advertido de que si al término de este periodo de sesiones "esto no se ha solucionado" volverán a presentar esta iniciativa. "Insistiremos para que se produzca en Navarra la reducción horaria de la religión y sus alternativas utilizando nuestra capacidad de autogobierno, a lo que han renunciado el PSN y Geroa Bai", ha dicho.

Por su parte, la parlamentaria de Geroa Bai María Solana ha señalado que en la comisión "alguien celebró un triunfo antes de tenerlo y la portavoz de Izquierda-Ezkerra se felicitaba a sí misma por haber intentado, a través de un atajo que criticó Geroa Bai y de una forma no todo lo limpia que hubiéramos deseado, ponerse una medalla".

Según ha dicho, esta medida a Geroa Bai le "generaba media satisfacción porque, aunque se hubiera aprobado, la escuela navarra seguiría siendo medio laica". "Geroa Bai aboga por sacar todas las religiones de la escuela y en cuanto a la reducción de las horas de religión el voto de Geroa Bai fue afirmativo; quien ayer votó en contra del artículo único de la proposición de ley de I-E fue Navarra Suma y PSN se abstuvo", ha expuesto.

ARCHIVOARCHIVO - Foto: Jesús Diges

Ha continuado Solana que Geroa Bai llevó una enmienda porque "considera que a esa ley le falta el aspecto laboral, ya que hay personas afectadas que llevan en muchos casos más de 30 años dando clases de religión en la escuela pública en Navarra". "Hay que hacer ese cambio curricular con bastante más fundamento del que propone la proposición de ley de I-E", ha dicho.

Solana ha pedido que "se deje de manipular lo que ayer sucedió en la comisión, se respete" y ha continuado que "la señora De Simón deje aparte sus prejuicios, que no le dejan ser honesta con lo que ayer sucediera".

Sobre este asunto, el socialista Ramón Alzórriz ha asegurado que el PSN "no ha cambiado de postura" sobre la asignatura de religión y ha considerado que es Izquierda-Ezkerra quien "tendrá que decir por qué se desmarcó e intentó ir más rápido" en una cuestión que "estaba ya enmarcada y firmada en el acuerdo de legislatura que asumimos los cuatro grupos que sustentamos al Gobierno".

Ha afirmado así que el PSN tiene "una postura muy clara" al respecto, "una postura tan clara como que ha sido acordada con Unidas Podemos para el Gobierno de España". Y ha destacado que "la semana que viene el Gobierno central va a proponer un proyecto de ley para que las clases de religión no sumen en los currículos".

Por este motivo, ha pedido "tranquilidad", ya que, según ha dicho, "nosotros no hemos cambiado de postura" y "eso se va a dar porque va a ser una ley estatal la que lo va a mandatar".