PSN denuncia insultos a Chivite en el homenaje a Casanova

NATV
-

El PSN ha rechazado las "escenas de tensión" vividas este viernes en Berriozar durante el homenaje al subteniente Francisco Casanova, asesinado por ETA, un acto en el que "se insultó" a la presidenta del Gobierno de Navarra, María Chivite.

PSN denuncia insultos a Chivite en el homenaje a Casanova

En este acto, se leyó un manifiesto en el que se aseguraba que el PSN, al haber sido investida Chivite presidenta con la abstención de parte de los parlamentarios de Bildu, "se ha echado en sus garras y en las de los proetarras, cometiendo una gran ignominia y una auténtica humillación a los cerca de mil asesinados por la ETA".

Además, durante el homenaje, entre los asistentes se escuchó algún grito aislado en el que se llamaba "traidora" a Chivite y al finalizar el acto hubo nuevos reproches de ciudadanos a la presidenta.

El secretario de Organización del PSN, Ramón Alzórriz, afirma en un comunicado que "ya basta de echar leña al fuego de los odios y de jugar con la convivencia como herramienta política, algo que está haciendo UPN y que, como se ha demostrado, lo que hace es alimentar a grupos de exaltados".

El PSN pide a UPN que "abandone la deriva extremista y radical en la que se ha instalado y apueste por la convivencia, como hacen los socialistas y como hace el Gobierno de Navarra, y dejen de utilizar una materia tan sensible políticamente, porque es una irresponsabilidad". 

Alzórriz subraya que los socialistas siempre han estado con las víctimas del terrorismo y "en contra de actos que no contribuyen a la convivencia, como los que estos días se van a vivir en localidades como Etxarri Aranatz y Alsasua, porque, más allá de la libertad de expresión, los pilares de un Estado Democrático se merecen respeto". 

El dirigente socialista añade que UPN "debería dejar de utilizar estas cuestiones contra el PSN-PSOE y contra el Gobierno de Navarra, que, como sabe esa formación, no puede prohibir actos de ese tipo". 

UPN, considera Alzórriz, "intenta engañar a la sociedad porque no asume que la ciudadanía ha apostado por un gobierno de progreso y plural, perfectamente legítimo democrática y socialmente, y que a ellos les ha situado en la oposición". 

Alzórriz apunta que UPN "no debería competir en fondo y forma con la extrema derecha, sino situarse en la moderación y el sentido común, que es donde está la gran mayoría de la ciudadanía. Y ya está tardando en salir públicamente a rechazar los insultos y actitudes que ayer se vivieron contra la presidenta del Gobierno".