El cuatripartito: "La CAN podría haber seguido en solitario"

NATV
-

La comisión de investigación sobre Caja Navarra en el Parlamento foral ha concluído que "no existe evidencia para negar que CAN pudiera haber continuado en solitario, ni desde el punto de vista financiero ni regulatorio".

La comisión ha aprobado el informe presentado conjuntamente por el cuatripartito, que atribuye la extinción de la entidad financiera al "cambio de modelo de negocio" impulsado por Enrique Goñi, director general entre 2002 y 2010, y a la "dejación de las funciones de control que correspondían a las instituciones forales". Además, considera que CAN sufrió una "pérdida patrimonial del 80%, muy superior a la sufrida por otras entidades del entorno".

El informe conjunto de Geroa Bai, EH Bildu, Podemos-Orain Bai e Izquierda-Ezkerra ha salido adelante con el voto de estos cuatro partidos, mientras que UPN, PSN y PPN han votado en contra.

Las conclusiones incluyen dos votos particulares, uno firmado por UPN y otro por el PSN, que coinciden en destacar el carácter "electoralista" de la comisión y la convicción de que, atendiendo a la realidad económica, Caja Navarra no habría podido continuar su actividad en solitario. Los socialistas, no obstante, observan una "clara dejación de funciones" en la tarea de supervisión de los Gobiernos forales, crítica que desde UPN se rebate apuntando que la fiscalización corrió a cargo del Banco de España. Los informes de UPN y PSN han sido rechazados por el cuatripartito pero se incluyen como votos particulares en las conclusiones.

Para la comisión, la CAN podría haber seguido en solitarioPara la comisión, la CAN podría haber seguido en solitario - Foto:

El pleno del Parlamento de Navarra debatirá el próximo 28 de febrero el informe aprobado este viernes. Según este documento, "no existe evidencia para negar que CAN pudiera haber continuado en solitario, ni desde el punto de vista financiero ni regulatorio". A continuación, señala que "la decisión estratégica de integrar a CajaSol en Banca Cívica y de salir a Bolsa resultaron fatales para el patrimonio de CAN". "En caso de no haber adoptado dichas decisiones estratégicas, el patrimonio que mantendría hoy día CAN (bajo la forma jurídica que fuese), sería mucho más elevado", añade.

En relación a la labor de supervisión, el informe expone que "desde 1978 no se llevó a efecto, a pesar de reservarse estatutariamente puestos estratégicos en los órganos de gobierno de la CAN para ejercer esa función". "Frente a las posturas expresadas por miembros del Gobierno de Navarra, del análisis de los Estatutos de la CAN, de la Lorafna y de los informes de la Cámara de Comptos y de los Servicios Jurídicos del Parlamento de Navarra se desprende que ese trabajo de vigilancia correspondía al Ejecutivo foral", añade.

Además, el informe apunta que "en ningún acta de la Comisión de Control consta ningún debate sobre las decisiones adoptadas por Enrique Goñi". "Pese a que no se ha podido comprobar que sus miembros comprendiesen completamente las implicaciones contables, financieras y de negocio de las operaciones presentadas por Enrique Goñi, continuaron percibiendo remuneraciones en forma de dietas", afirma.

En el turno de intervención de los grupos, el portavoz de UPN, Luis Zarraluqui, ha afirmado que "el paso del tiempo y los jueces han dictado que no había nada de nada" en CAN y ha asegurado que "estas conclusiones son simplemente una herramienta electoral para la próxima campaña". Zarraluqui ha señalado que de las 43 cajas de ahorro que existían en España "no ha quedado ninguna en funcionamiento como tal", pero ha señalado que han sobrevivido 13 fundaciones bancarias, entre las que está CAN. "Para llegar a esta conclusión han sido necesarios dos años y casi 11 meses, 47 reuniones de esta comisión, y un coste total de proceso político difícil de calcular", ha criticado.

El portavoz de Geroa Bai, Koldo Martínez, ha afirmado que "el nombramiento de Enrique Goñi fue un caso singular, no venía respaldado por ninguna experiencia de alta dirección, no se seleccionó en un proceso competitivo ni transparente y sus retribuciones se dispararon por encima de cualquier precedente por encima de a caja". Además, ha señalado que "los representantes institucionales cobraban pero no controlaban" y Caja Navarra "llegó tocada al momento de la crisis y empezó a morir con la elección de socios en Banca Cívica". "La desaparición de CAN era evitable", ha considerado.

En la misma línea, la parlamentaria de EH Bildu Arantza Izurdiaga ha afirmado que "en 2002 Caja Navarra era una entidad financiera solvente, basada en un modelo de gestión responsable y prudente, un modelo de gestión que cambió con la entrada de Enrique Goñi, nombramiento que ha quedado acreditado que fue preparado por UPN, por tanto, fue un nombramiento político que se apartaba de los criterios de selección seguidos hasta entonces". Izurdiaga ha afirmado que es "una realidad que CAN, como instrumento financiero al servicio del desarrollo de Navarra, desapareció al ser absorbida por CaixaBank".

Por parte de Podemos-Orain Bai, Tere Sáez ha afirmado que "los resultados contantes y sonantes de las comisiones de investigación en temas de devolución de dinero son dificultosos" y ha abogado por "mover todo lo necesario para que se produzcan esas devoluciones". En este sentido, el informe de conclusiones incluye un tercer voto particular firmado por Tere Saéz en el que se insta a la Hacienda foral a iniciar de oficio la inspección sobre el impuesto del IRPF que, a su entender, "debía haber satisfecho Enrique de Mulder entre los años 2005-2009", al tener la "certeza de que mientras desarrolló su trabajo en Viálogos Capital Humano estuvo residiendo en Navarra".

El parlamentario del PSN Guzmán Garmendia ha afirmado que "el Gobierno de UPN no hizo nada, dejó sus funciones desde el principio hasta el final, miró a otro lado y no hizo absolutamente nada", pero ha precisado que "es imposible que Caja Navarra hubiese subsistido en solitario, lo han dicho los comparecientes, pero los miembros del cuatripartito inventan". Tras ello, ha afirmado que "a día de hoy la labor de la Fundación Caja Navarra y de la Obra Social La Caixa está entre las más altas de España".

El parlamentario del PPN Javier García ha asegurado que "se pone fin a la obra de teatro de la CAN en la que han participado diferentes actores" y ha indicado que "no ha habido ningún resultado nuevo, ninguna conclusión nueva, lo único que han hecho los portavoces del cuatripartito ha sido cambiar la fecha de las conclusiones que estaban hechas antes de la comisión". "Ya dijimos que no íbamos a presentar conclusiones porque no íbamos a participar en esta chirigota de comisión que no ha aportado nada a la sociedad", ha afirmado.

Por último, la portavoz de Izquierda-Ezkerra, Marisa de Simón, ha afirmado que "ha quedado comprobado en esta comisión que hubo decisiones que influyeron en la perdida de solvencia de la CAN" y ha citado en concreto "el plan de expansión, el plan millonario de prejubilaciones, la arriesgad salida a Bolsa, la integración del cien por ciento de los activos de CAN en Banca Cívica y la fusión con Cajasol, entidad expuesta a la burbuja inmobiliaria, que fue el golpe mortal". "Estas decisiones fueron determinantes para la desaparición de la CAN. Se tomaron las decisiones erróneas", ha afirmado.