Aumentan los accidentes y atropellos en Pamplona

NATV
-

Pamplona registró durante el pasado año un total de 2.697 accidentes y 150 atropellos, lo que hace un total de 2.847 siniestros. Segundo Ensanche, San Juan, Milagrosa, Iturrama y Rochapea, concentraron el año pasado el 57,3% de los accidentes.

Pamplona registró 2.697 accidentes y 150 atropellos en 2019 - Foto: ARCHIVO

Pamplona registró durante el pasado año un total de 2.697 accidentes y 150 atropellos, lo que hace un total de 2.847 siniestros, un 3,11% más que el año anterior. La siniestralidad vial en la ciudad se saldó con una persona fallecida, 46 personas heridas graves y 636 personas heridas leves.

El balance del pasado año refleja otros datos como el descenso del 2,6% en el número de atropellos, las 7.120 infracciones detectadas por las cabinas de radar y radares móviles, el 2,21% de resultados positivos en las etilometrías realizadas o el número de accidentes en los que están involucrados vehículos de movilidad personal (VMP), que se multiplicaron por cinco en 2019 respecto a 2018.

El concejal delegado de Seguridad Ciudadana, Javier Labairu, el director del área, Patxi Fernández, y el jefe de la Policía Municipal de Pamplona, Javier Goya, han dado a conocer este martes en rueda de prensa los datos de siniestralidad vial del año pasado y de las medidas de control llevadas a cabo a través de diferentes campañas y programas.

Según han detallado, la única persona fallecida en 2019 en vía urbana en Pamplona fue un ciclista que sufrió un accidente con su bicicleta a la salida del trabajo en el mes de junio. En 2018 y 2017 cinco personas perdieron la vida en accidente de tráfico en Pamplona.

Por su parte, las 683 personas heridas en accidentes de tráfico suponen un incremento del 0,4% respecto a las 680 atenciones del año anterior. Un 62,7% de esas personas heridas eran conductoras de los vehículos accidentados (428 personas heridas, 415 leves y 13 graves); un 20,9% eran peatones (143 personas heridas, 115 leves y 28 graves); un 13,3% eran ciclistas (91 personas heridas, 1 fallecida, 5 graves y 85 leves); y 21 eran usuarias de VMP (las 21 resultaron heridas leves).

Los barrios del Segundo Ensanche, San Juan, Milagrosa, Iturrama y Rochapea, por este orden, concentraron el año pasado el 57,3% de los accidentes ocurridos en la ciudad. Por meses, únicamente en julio y en agosto no se superaron los 200 siniestros mensuales, con 181 y 193 accidentes respectivamente. Por el contrario, hubo más siniestros en junio y octubre, 283 y 276 en cada uno de esos meses.

El día de la semana con más accidentes fue el viernes (un 17,4% del total) y el domingo, el de menos siniestralidad (un 8,92% de los accidentes).

MENOS ATROPELLOS EN LA CIUDAD

Asimismo, el número de atropellos descendió en Pamplona en un 2,6% durante el año pasado. Hubo 150, por los 154 de 2018 y los 164 de 2017. En 97 de ellos (un 64,67%) participó un turismo, en 16 (un 10,6%) una bicicleta, en 15 (un 10%) una furgoneta, en 12 (un 8%) una motocicleta, en cinco (un 3,33%) un autobús, en cuatro (un 2,67%) un camión y en uno (un 0,67%) un VMP.

Esos atropellos provocaron un total de 143 personas heridas, 115 de carácter leve y 28 de carácter grave. De esas personas heridas de gravedad, 19 (un 67,86%) fueron atropelladas por turismos, cinco (un 17,86%) por motocicletas, tres (un 10,71%) por furgonetas y 1 (un 3,57%) por un autobús.

Abril y octubre fueron los meses en los que tuvieron lugar más siniestros, con 18 y 17, respectivamente, aunque hubo atropellos todos los meses del año. Un 17,3% de los atropellos ocurrieron en el Segundo Ensanche, un 14% en Rochapea, un 13,3% en Iturrama y un 9,3% en Milagrosa. En Lezkairu, Mendillorri y Erripagaña no se produjo ningún atropello durante 2019.

ACCIDENTES DE BICICLETAS

Por otra parte, el pasado año se registró un ligero descenso de la siniestralidad con las bicicletas como protagonistas, a pesar de que la única persona fallecida en las vías pamplonesas en 2019 fuera un ciclista. En total, se produjeron 145 incidentes, cinco menos que en 2018, pero todavía 20 más que en 2017. Los atropellos de bicicletas a personas se mantuvieron en 15 y descendió el número de accidentes, de 135 a 130.

El saldo de esa siniestralidad ciclista cerró el año con una personas fallecida, cinco personas heridas graves (tres más que en 2018) y 85 personas heridas leves (seis menos que el año anterior). A esa cifra hay que sumar 16 personas más, peatones heridos de carácter leve, en esos incidentes con bicicletas. El 15,1% de los accidentes tuvieron lugar en el Segundo Ensanche, el 12,4% en Rochapea, el 9,6% en Iturrama y el 8,9% tanto en Milagrosa como en San Juan. La persona fallecida sufrió su accidente mortal en el entorno del CIP Donapea.

ACCIDENTES DE VMP

En el balance sobre siniestralidad vial se incluye también una referencia a los llamados VMP (vehículo de movilidad personal), cada vez más presentes en las vías de la ciudad. El año pasado se produjeron 29 accidentes en los que se vieron involucrados este tipo de vehículos, un 383% más que en 2018, cuando hubo únicamente tres.

En 2019 esos accidentes se saldaron con 18 personas heridas leves y una persona herida grave. El año anterior, en 2018, se contabilizaron tres personas heridas de carácter leve.

Por barrios, siete accidentes con VMP, uno de cada cuatro, tuvo lugar en Rochapea, seis en Iturrama, cuatro en Mendebaldea y el Segundo Ensanche, dos en Milagrosa y uno en Buztintxuri, Txantrea y Etxabakoitz. El mayor número de personas heridas se produjo en Iturrama, con un saldo de seis personas heridas leves, cuatro en el Segundo Ensanche, dos en Rochapea y uno en Buztintxuri, Txantrea, Etxabakoitz, Mendebaldea, Milagrosa y San Juan. La persona herida grave lo fue en un accidente en Mendebaldea.

SANCIONES POR EXCESO DE VELOCIDAD

Por otra parte, durante el año 2019, la Policía Municipal de Pamplona ha realizado diferentes medidas de control, a través de campañas enmarcadas en la Estrategia Navarra de Seguridad Vial, en campañas de la Dirección General de Tráfico o en iniciativas del propio cuerpo policial. Se han llevado a cabo controles de velocidad, de alcohol y drogas, de distracciones al volante, de cinturón y sistemas de retención infantil, de control de pasos de peatones, de control de bicicletas y VMP o de la documentación obligatoria del vehículo, entre otras.

En concreto, durante 2019, se interpusieron 7.120 sanciones por exceso de velocidad en Pamplona. De ellas, 5.512 fueron denuncias realizadas a través de las cabinas de radar ubicadas en distintas vías de la ciudad (una de ellas se tramitó como presunto delito) y 1.609 a través de los radares móviles. En total, a lo largo del año se hicieron casi 1,8 millones de mediciones con el saldo de un 0,40% de denuncias interpuestas.

En cuanto a las etilometrías, un 2,2% de las 27.271 pruebas realizadas dieron positivo. Es la cifra más alta de pruebas de etilometría llevadas a cabo en los cinco últimos años y el porcentaje más bajo de resultados positivos. Un total de 101 positivos se derivaron a la autoridad judicial y otros 504 se saldaron con un expediente administrativo.

En lo que a pruebas de drogas se refiere, se realizaron 147, 18 menos que en año anterior, con cuatro positivos más (se ha pasado de 51 a 55). Es decir, un 37,4% de las pruebas realizadas se saldó con un expediente administrativo sancionador.