TCM dedica el 13 de marzo a la prestigiosa crítica Pauline Kael

SPC
-

Esta pieza dirigida por Rob Garver incluye testimonios de realizadores tan famosos como Quentin Tarantino, Woody Allen, Francis Ford Coppola, Peter Bogdanovich y Paul Schrader

TCM dedica el 13 de marzo a la prestigiosa crítica Pauline Kael

La primera crítica que escribió Pauline Kael fue sobre la película Candilejas de Charles Chaplin. El editor de un periódico le había escuchado hablar sobre cine en una cafetería y le pidió que escribiera una reseña sobre ese filme. El artículo no fue precisamente favorable al largometraje de Chaplin pero sirvió para arrancar su carrera. En 1968 Pauline Kael se convirtió en crítica cinematográfica de la revista The New Yorker. «Leerla es mejor que ir al cine», se llegó a decir sobre sus inteligentes y mordientes comentarios. 
Su prestigio fue creciendo y Kael llegó a ser considerada como una de las personalidades más influyentes del cine norteamericano. Era admirada, pero también temida. Escribió 13 libros y centenares de artículos analizando películas. Para Pauline Kael el cine no era un mero pasatiempo de fin de semana, sino que formaba parte intrínseca de la cultura estadounidense.
El viernes 13 de marzo TCM estrena en exclusiva Pauline Kael: el arte de la crítica, un documental dirigido por Rob Garver, que incluye los testimonios, entre otros, de cineastas como Quentin Tarantino, Woody Allen, Francis Ford Coppola, Peter Bogdanovich y Paul Schrader. A lo largo de 100 minutos se repasa la vida y la obra de esta periodista y escritora y el espectador puede comprobar el enorme prestigio que alcanzó su trabajo, no solamente en el mundo de la crítica cinematográfica, sino en el de la cultura norteamericana. Pauline Kael tenía una voz propia que se escuchaba con respeto y atención, incluso cuando no se estaba de acuerdo con lo que decía o escribía.
Kael nació en una granja de la localidad californiana de Petaluma el 19 de junio de 1919. En el documental, la actriz que pone voz a sus escritos y cartas es Sarah Jessica Parker. «Ha sido un gran honor poder participar en este documental. Yo conocía desde pequeña el trabajo de Pauline Kael porque mi madre era suscriptora de The New Yorker», ha afirmado la protagonista de Sexo en Nueva York.
En la cinta también se recoge la opinión de otros prestigiosos críticos norteamericanos como Molly Haskell, David Edelstein y Joe Morgenstern. Algunos de ellos eran sus amigos, otros se oponían a ella visceralmente. La producción de Rob Garver recoge las opiniones tanto a favor como en contra de esta periodista que tenía un estilo único y que conseguía que el lector se apasionara por el cine. Eso es precisamente lo que le ocurrió al propio Rob Garver, el director del documental. En 1980 comenzó a leer críticas de Pauline Kael y, según sus propias palabras, le produjeron una profunda impresión. Desde entonces, como otros muchos lectores, vio el cine con otros ojos.      


División de opiniones

Como complemento al estreno en exclusiva de Pauline Kael: el arte de la crítica, TCM emitirá todos los viernes de marzo una selección de películas que, cuando se estrenaron, provocaron una profunda división entre los críticos, aunque hoy se consideran clásicos indiscutibles. Títulos como Apocalypse Now, Vértigo, Bonnie y Clyde, Toro Salvaje, 2001: una odisea del espacio, Casablanca, El exorcista, La noche del cazador, El mago de Oz, Lo que el viento se llevó o Psicosis.
De alguna de esas, como Bonnie y Clyde (1967), escribió la propia Pauline Kael: «El cine llega a la gente cuando le hace reaccionar. Bonnie y Clyde muestra cosas que la gente ha estado sintiendo y escribiendo», escribió. Para Robert Towne, que colaboró en el guion, esa crítica fue decisiva para su éxito posterior. «Sin ella, habría muerto», dijo. Es el arte y la importancia que puede llegar a tener una buena crítica.