Arrasate: "El ritmo del Athletic es difícil de aguantar"

Gonzalo Velasco
-

Nadie en Osasuna oculta la importancia de, al menos, sumar en San Mamés después de tres derrotas seguidas, dos en Liga y una en Copa del Rey, en los últimos encuentros.

Arrasate en un entrenamiento anterior - Foto: C. A. Osasuna

Los rojillos aspiran a dar la sorpresa en el derbi frente al Athletic y romper esa pequeña mala racha de resultados: “Todo es especial pero lo más importante es que necesitamos puntuar tras dos derrotas seguidas. No deja de ser un derbi en un contexto muy bonito pero lo más importante son ahora los puntos”, manifestaba el entrenador de Osasuna al término del último entrenamiento previo al choque liguero.

Arrasate está preocupado por la cantidad de goles encajada en los últimos encuentros. Hasta diez en tres partidos. Eso sí, ante rivales de entidad como Real Sociedad, Villarreal y el líder: “Nos ha entrado agua en la embarcación. Seguro que es porque tenemos grietas y tenemos que reponernos. Y porque también ha habido oleaje en La Cerámica, Anoeta y Real Madrid”, explicaba el técnico vasco. Y ahora el Athletic al que Arrasate otorga la misma entidad que a sus anteriores contrincantes: “Es un rival diferente a los últimos que hemos tenido. Seguramente no tenga la magia que los anteriores pero es un equipo en mayúsculas. Será un partido diferente pero igual de complicado”, avisaba.

El encuentro se presenta emocionante por la forma de jugar de ambos. Dos equipos que acostumbran a presionar muy arriba, jugar poco en campo propio complicando al rival en el suyo: “Me gusta casi todo pero me gusta que defienden muy bien y alto. Me gusta el ritmo que le imprime a los partidos. Es difícil de aguantar”, indicaba el míster de Osasuna. Un Arrasate que no cree que la ida de la semifinal de la Copa del Rey vaya a pasar factura a un Athletic que introducirá jugadores de refresco. Al menos dos motivados por las bajas por sanción de Dani García e Iker Muniáin: “No sé si el hecho de jugar el miércoles les puede limitar pero espero un partido muy físico porque somos dos equipos que nos gusta que el partido tenga mucho ritmo”, vaticinaba.

Williams no es el único peligro ofensivo. Arrasate destacó la profundidad de sus laterales o carrileros; si bien el entrenador rojillo recordó la faena que les hizo el ariete en el partido de la primera vuelta: “Si algo tiene Williams es que gana la espalda con facilidad. Aquí ya nos hizo el primer gol desmarcándose entre central y lateral”. Es por ello que Osasuna deberá leer bien el desarrollo del encuentro para efectuar los ajustes necesarios durante el transcurso del mismo: “Con el mismo once podemos hacer diferentes cosas. Tenemos que ser flexibles. Dependiendo de cómo jueguen ellos, podemos cambiar. Pero para mañana es mucho más importante estar concentrado, no cometer errores y estar en campo rival”, señalaba Arrasate.

Osasuna no quiere que la distancia sobre el descenso merme esta jornada. Para ello, los rojillos son conscientes que, cuanto menos, deben puntuar en Bilbao pues los de abajo comienzan a apretar tal y como se vio en la última jornada con sendas victorias de Celta de Vigo y Espanyol: “Lo normal es que vayan ganando. Para mantener la distancia de diez, tenemos que sumar. Por mucho que llevemos diez puntos al descenso, con 28 descendemos”, advertía el míster de Berriatua. Buena parte de los equipos de la zona baja de la tabla deberán visitar El Sadar. Es una carta que se guardan los navarros pero que Arrasate no desea utilizar: “Cuando se habla que la salvación pasa por los partidos de casa…cada partido es una oportunidad. No podemos esperar a que los cuatro de abajo vengan  a El Sadar. Es un arma de doble filo porque como te ganen. El valor de los puntos es igual al de mañana”, explicaba.