El exgerente confiesa tres amaños en dos temporadas

Gonzalo Velasco
-

Vizcay señaló el Osasuna- Getafe de la temporada 12-13; y el Espanyol- Osasuna y el Osasuna- Betis de la 13-14. Archanco negó la compra de estos partidos pero sí reconoció la prima al Betis por ganar al Valladolid en la penúltima jornada de la 13-14.

El exgerente confiesa tres amaños en dos temporadas

Por primera vez en la historia del fútbol español, una persona confiesa en un juzgado la compra de partidos. En concreto, de tres encuentros de Primera división en las temporadas 2012-2013 y 2013- 2014. Es lo que expresaba el exgerente de Osasuna, Ángel Luis Vizcay, en la segunda jornada del juicio del denominado 'Caso Osasuna', la primera con declaraciones de tres de los once acusados por cometer presuntos delitos de apropiación indebida, societarios, falsedad documental y de cuentas anuales y de corrupción deportiva por la que se solicitan entre dos y catorce años de cárcel.

TRES PARTIDOS AMAÑADOS

Vizcay fue el primero en declarar. El exgerente respondió únicamente a las preguntas del Ministerio Fiscal, el abogado de la LFP y su propio letrado. La fiscal le interrogó durante más de hora y media. Fue entonces cuando Vizcay confesó el amaño de tres partidos y varias primas a terceros vinculando a otros cuatro equipos de Primera división: Valladolid, Betis, Getafe y Espanyol.

El exgerente confiesa tres amaños en dos temporadasEl exgerente confiesa tres amaños en dos temporadas

El exgerente reconoció que Osasuna pagó 150.000 euros al Valladolid por ganar al Deportivo y el mismo montante al Betis por doblegar al Celta en la jornada 35 de la temporada 2012-2013. A estas dos primas a terceros se sumó un amaño del Osasuna- Getafe por la cuál dirigentes del conjunto rojillo ofrecieron 400.000 euros al azulón. Una cantidad que no está clara que llegara a su destino. Los tres resultados beneficiaron a un Osasuna que se salvó esa campaña. No ocurrió lo mismo en la siguiente aunque los exdirigentes del club también movieron sus hilos. Vizcay reconoció el pago de 400.000 euros al Betis por ganar al Valladolid y otros 250.000 por dejarse ganar en Pamplona en la última jornada. Ocurrieron ambas cosas pero Osasuna terminó descendiendo a pesar de que en la jornada anterior pactó un empate con el Espanyol por 250.000 euros. Es al menos lo que manifestó el Vizcay quien, además, relató cómo se desarrollaron las negociaciones con representantes del Betis. Tres exjugadores se sientan en el banquillo: Jordi Figueras, Xavi Torres y Antonio Amaya; si bien el exgerente sólo mencionó contactos directos con estos dos últimos y matizó que los jugadores del Betis les solicitaron un millón de euros y no los 650.000 ofrecidos por los exdirigentes. Vizcay señaló al exdirectivo Txuma Peralta como actor principal en las negociaciones y relató los viajes realizados a Madrid y Sevilla para sellar el acuerdo y efectuar los pagos.

ARCHANCO OFRECIÓ OTRA VERSIÓN

Vizcay puso a Peralta como 'líder' en las negociaciones con los futbolistas mientras que el expresidente Miguel Archanco, que cogió su testigo en la declaración en el juzgado, señaló a Vizcay como quien movía los hilos dentro de la entidad. Asimismo, Archanco negó que Osasuna hubiera amañado partido alguno y únicamente reconoció la prima de 400.000 euros al Betis por ganar al Valladolid en la penúltima jornada de la temporada 2013-2014; algo que se trató en la junta directiva: “Amañar, no. Pagar por ganar, sí. El Betis- Valladolid, se le pagó al Betis por ganar al Valladolid. Es la única vez y, además, este tema se trató en Junta”, declaró al tribunal. En este mismo sentido, el exvicepresidente en aquel mandato, Juan Pascual, manifestó que no consideraba delito la prima a los jugadores béticos por ganar al Valladolid.

La declaración de Pascual fue rápida. No así las dos primeras. Vizcay y Archanco estuvieron alrededor de dos horas declarando. A pesar de que estaba previsto que los exdirectivos Bandrés y Peralta también lo hicieran, se dejaron sus interrogatorios para este miércoles junto al del exdirector de Fundación Osasuna, Diego Maquírriain, y los agentes inmobiliarios Cristina Valencia y Alberto Nolla. El jueves será el turno de los tres exjugadores del Betis acusados de corrupción deportiva: Torres, Amaya y Figueras.