El puente de Ibero se cortará al tráfico por obras

NATV
-

El puente de Ibero, en la carretera NA-700, se cortará totalmente al tráfico desde el próximo 14 de octubre debido a las obras de refuerzo de su tablero.

El puente de Ibero se cortará al tráfico por obras - Foto: Europa Press

Los trabajos tendrán una duración de dos meses, aunque el corte total de tráfico se realizará por un periodo de cinco semanas durante las cuales la circulación se desviará por las carreteras NA-7110, NA-7015 y NA-7010, según ha informado el Gobierno de Navarra.

En 2018 se realizaron obras para reforzar la cimentación de las pilas del puente, construido sobre el río Arakil en torno al año 1.400. Durante estos trabajos se constató la necesidad urgente de acometer un refuerzo en el tablero. Los actuales voladizos, construidos en los años 30 del siglo XX, no son capaces de soportar cargas superiores a vehículos de 8 toneladas por eje, por lo que se limitó la circulación autorizada por el puente.

La solución adoptada consistirá en disponer un nuevo tablero con losas prefabricadas de 10 metros de ancho, lo que permitirá dar cabida a una calzada con dos carriles de 3 metros de anchura, arcenes y una acera peatonal de 1,70 metros en uno de los márgenes.

De esta manera se aporta seguridad para el paso de vehículos pesados según la normativa vigente de IAP-11 (Instrucción sobre las acciones a considerar en el proyecto de puentes de carretera), además de disponer de un nuevo sistema de contención de vehículos y mejorar la rasante de la carretera sobre la estructura.

El Departamento de Cohesión Territorial, a través de la Dirección General de Obras Públicas e Infraestructuras, ha adjudicado el proyecto a la empresa Excavaciones Fermín Osés S.L. por un importe de 831.715,26 euros y un plazo de ejecución de 8 semanas.

Durante la primera semana, del 7 al 13 de octubre, se permitirá el tránsito por el puente y únicamente se procederá de forma puntual a la ocupación de uno de los carriles, regulando el tráfico mediante operarios señalistas.

Desde el lunes 14 de octubre y durante cinco semanas, la carretera NA-700 se cortará totalmente al tráfico a la altura del kilómetro 10,9. Se va a habilitar un itinerario alternativo debidamente señalizado y que transcurre por las vías NA-7110, NA-7015 y NA-7010.

En las dos últimas semanas de obra, a finales del mes de noviembre, se permitirá la circulación por el puente con tráfico alternativo regulado con semáforos por un carril.

Para informar del proyecto y de las afecciones al tráfico, la Dirección General de Obras Públicas e Infraestructuras celebró el miércoles una reunión con las localidades afectadas.

El encuentro tuvo lugar en el Ayuntamiento de Etxauri y estuvo presidido por el director general de Obras Públicas e Infraestructuras del Gobierno de Navarra, Pedro López.

En la reunión han participado los representantes de Artázcoz, Belascoáin, Bidaurreta, Cendea de Olza, Ciriza, Echarri, Etxauri, Ibero, Izcue e Izu.