Un depredador al acecho

SPC
-

La mayoría de las agresiones sexuales con víctima desconocida son cometidas por hombres españoles de entre 18 y 35 años y casi la mitad de estos delitos no se consigue resolver

Un depredador al acecho

Hombre joven, de entre 18 y 35 años, y con nacionalidad española. Estas son las características principales de los agresores sexuales cuya relación con la víctima es ninguna o desconocida, según un informe del Ministerio del Interior. 
El estudio se basa en datos sobre las denuncias recibidas por ese departamento entre 2009 y 2013 y en más de 600 atestados policiales sobre agresiones o abusos sexuales cometidos principalmente en 2011 en casos en los que no había un vínculo previo entre las partes. 
Según el documento, solo se esclarecen el 51 por ciento de los casos de agresión sexual cuando no existe relación previa entre ambos, mientras que sí se resuelven el 86 por ciento de aquellos en los que sí la hay. 
Concretamente, en el 57 por ciento de los casos el agresor es varón de entre 18 y 35 años: la media de edad se sitúa en 35,5 años, pero la más frecuente es la de 28. Además, el estudio refleja que los más jóvenes cometen más delitos con penetración, mientras que a partir de los 36 años en adelante es superior el porcentaje sin penetración. 
Respecto a la procedencia del atacante, en el 52 por ciento de los casos analizados tiene nacionalidad española, seguida de Sudamérica/Ecuador, Magreb/Marruecos o Europa del Este/Rumanía. 
Por su parte, en el 61 por ciento de las atacadas son mujeres jovenes (entre 18 y 35 años), con nacionalidad española (66 por ciento) o procedente de Sudamérica (12 por ciento), Europa Central o Europa del Este. La edad de mayor victimización es la de 19 años y la media es de 28 años. 
NOCHE, DOMINGO Y EN LA CAlle. El 46,1 por ciento de estos delitos ocurren por la noche (desde las 22,00 horas hasta las 16,00), en condiciones de baja o nula iluminación y visibilidad, de viernes a lunes, siendo el domingo el día más frecuente, y suceden con mayor frecuencia en verano (de junio a septiembre). 
La mayoría de las agresiones se producen en la vía pública (42 por ciento), seguido de la casa (19) y las zonas comunes de las viviendas. Asimismo, en la mitad de los casos tanto el atacante como la víctima recorren menos de un kilómetro hasta llegar al lugar donde se comete el delito. Esta distancia es superior en agresores de mayor edad, con antecedentes policiales o que emplean vehículo. 
En cuanto a los medios empleados, la violencia e intimidación es el más frecuente (33,5 por ciento); las armas se utilizan en un 28 por ciento, y los coches, drogas y objetos peligrosos se usan en el mismo porcentaje