Alerta de una remesa de correos de extorsión en internet

NATV
-

El Grupo de Delitos Informáticos de la Policía Foral ha detectado una nueva campaña de correos electrónicos fraudulentos cuyo objetivo es extorsionar con un supuesto vídeo de contenido sexual.

Alerta de una remesa de correos de extorsión en internet

 

El ciberdelincuente amenaza con enviar dicho vídeo a los contactos de la víctima en 36 horas, si no realiza el pago de 750 dólares americanos a una determinada cuenta de bitcoins. Justifica esta cantidad en base al tiempo que el supuesto hacker ha empleado en acceder al ordenador y extraer los contenidos que pretende divulgar.

Son correos remitidos en inglés que incluyen referencias a la cuenta de la víctima, haciendo que la extorsión parezca más real. En ellos se explica cómo se ha realizado el acceso al equipo y que mediante un malware se han recopilado los contactos del usuario.

También indican que han conseguido activar remotamente la webcam del ordenador, consiguiendo vídeos de la víctima cuando accedía a páginas de contenido sexual y amenazan con divulgar los supuestos vídeos.

Desde la Policía Foral han explicado que en caso de recibir un correo de estas características debe ignorarse. Se trata de un intento de estafa utilizando la ingeniería social. En realidad el equipo no ha sido infectado con ningún malware, no han conseguido los contactos, ni existe ningún vídeo.

En caso de que el usuario haya accedido al chantaje y realizado el pago, se aconseja recopilar todas las pruebas de las que se disponga (capturas de pantalla, e-mail, mensajes, etc...), contactar con la policía e interponer la correspondiente denuncia.

Para evitar ser víctima de fraudes de esta naturaleza la Policía Foral recomienda no pagar ninguna cantidad a los extorsionadores, ni contestar al correo electrónico que han enviado, ya que contestar al correo puede servir al delincuente para saber si la cuenta está activa y enviar nuevos fraudes en el futuro.

También aconseja no abrir correos de usuarios desconocidos, procediendo directamente a eliminarlos y desconfiar de mensajes que no estén en castellano o que contengan faltas de ortografía o de gramática por haber sido utilizado un traductor automático.

Asimismo, recomienda no responder nunca a este tipo de correos, ni enviar en ningún caso información personal; mantener siempre actualizado el sistema operativo y el antivirus; y utilizar contraseñas diferentes para aplicaciones o servicios diferentes. Para ello es útil utilizar un gestor de contraseñas.