Imputado por tener ovejas y gallinas abandonadas en Alsasua

NATV
-

Se han encontrado 11 ovejas muertas, un cerdo vietnamita con síntomas de desnutrición severa y dos gallinas

La Guardia Civil de Navarra, a través del Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA), ha imputado en calidad de investigado a una persona de 35 años como presunto autor de un delito de maltrato animal en la localidad de Alsasua.

En fechas recientes, debido a los fuertes olores que desprendía una vieja edificación en Alsasua, los vecinos alertaron a la Policía Local de la localidad. Los agentes acudieron a las instalaciones de una antigua granja de conejos y observaron por una ventana unas instalaciones "muy deficitarias", donde convivían unos animales en mal estado con restos y cadáveres de otros animales muertos.

Los agentes de Policía Local informaron de estos hechos al Servicio de Ganadería del Gobierno de Navarra y estos al Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) de la Guardia Civil, quen se hizo cargo finalmente de la investigación

Imputado por tener ovejas y gallinas abandonadas en AlsasuaImputado por tener ovejas y gallinas abandonadas en Alsasua

Los agentes del SEPRONA, al acceder a la nave, hallaron los restos de 11 ovejas muertas, así como un cerdo vietnamita con síntomas de desnutrición severa y dos gallinas que aparentemente habrían sobrevivido alimentándose de los cadáveres de las ovejas. En otra habitación contigua se encontró un perro aparentemente también abandonado.

Todos los animales pertenecían a la persona que, finalmente ha sido investigada por un delito de maltrato animal por abandono y un segundo delito de usurpación de inmueble, ha informado la Guardia Civil en una nota.

La persona investigada supuestamente había ocupado sin autorización las instalaciones en las que mantenía a los animales encerrados, no habiéndose hecho cargo de ellos durante las últimas semanas, hasta el momento del hallazgo por los agentes.

Veterinarios del Servicio de Ganadería gestionaron las acciones con los animales muertos, así como la desinfección de las instalaciones y retirada de los que permanecían vivos.