1,7 millones para renovar las calles de la Txantrea

NATV
-

El Ayuntamiento de Pamplona ha aprobado el proyecto de reurbanización en la zona del barrio de Txantrea delimitada por las calles, Santesteban, Lesaka, Monreal, Mendigorría, Etxarri Aranatz y un tramo de San Cristóbal.

El proyecto consiste en la renovación total de la pavimentación y de las redes de esas calles y en la reordenación de los cruces en las diferentes manzanas, con la creación de pasos de peatones a nivel y rebajados. Se instalará nuevo alumbrado público y mobiliario urbano, así como jardinería para las nuevas zonas de estancia que se crean y las pequeñas plazas arboladas que se consolidan.

Las obras cuentan con un presupuesto de 1,7 millones euros y serán cofinanciadas entre el Ayuntamiento y el Gobierno de Navarra en el marco del PIL (Plan de Inversión Local). En concreto, el Ayuntamiento de Pamplona, tras la modificación presupuestaria aprobada el pasado mes de febrero, destinará a estas obras 1.034.676 euros. El resto, 665.322 euros, llegarán desde el Gobierno de Navarra. Se prevé que las obras salgan a licitación pública en la primera quincena de abril, que puedan comenzar en la segunda quincena de julio y se desarrollen durante un plazo estimado de cinco meses.

De forma paralela y coordinada a los trabajos que desarrollará el Ayuntamiento, la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona realizará también las obras de renovación integral de las redes tanto de alumbrado como de saneamiento. El presupuesto de este proyecto rondará el medio millón de euros, con lo que la obra tota, en la que participan las tres instituciones, alcanzará los 2,2 millones de euros.

1,7 millones para renovar las calles de la Txantrea
1,7 millones para renovar las calles de la Txantrea - Foto:

Esta actuación se concibe como una separata de un proyecto más amplio de reurbanización en el barrio de Txantrea que abarca, además, la calle Milagro y el entorno del C.I. María Ana Sanz, las conexiones de tráfico y peatonales con la calle San Cristóbal y actuaciones en la calle Ezkaba en el tramo comprendido entre las calles Mendigorría y Etxarri Aranatz.

El alcalde de Pamplona, en la línea de proyectos similares como Erdigune en San Jorge, Edusi en Milagrosa o el Grupo Oscoz en Rochapea, ha destacado la importancia de una intervención que viene a paliar los problemas de “una de las zonas más deficitarias en materia de infraestructuras de saneamiento y de urbanización en la Txantrea, con infraestructuras que datan de los años 60”. El alcalde ha agradecido la colaboración entre instituciones y entre áreas del Ayuntamiento, trabajo que finalmente ha cristalizado en la puesta en marcha de este proyecto.

MEJORAS EN EL TRÁNSITO Y SEGURIDAD PEATONAL

1,7 millones para renovar las calles de la Txantrea
1,7 millones para renovar las calles de la Txantrea - Foto: NATV

El proyecto ha sido aprobado esta mañana por la Junta de Gobierno Local y pretende mantener la actual sección de las calles, con el mismo esquema de tráfico peatonal y rodado, y con una renovación de la totalidad de pavimentos, aceras y bordillos en el perímetro de la actuación, que coincide con la zona sur de la calle San Cristóbal, la calle Mendigorría y la calle Etxarri Aranatz.

En las calles interiores, es decir, Santesteban, Lesaka y Monreal, se plantean cambios para mejorar el tránsito y la seguridad peatonal. En estos momentos, las calles cuentan con dos secciones de acera de 1,5 – 2 metros, una a cada lado de la calzada de 7 metros, que incluye un carril de tráfico rodado y dos líneas de aparcamiento bien en línea o en batería. En esos mismos espacios se sitúan los grupos de contenedores distribuidos por manzanas.

En esas calles interiores, la propuesta reduce la calzada a 4 metros, con bandas de aparcamiento en línea a cada lado y un aumento de la anchura de la acera a 3,5 metros. La calzada y las plazas de aparcamiento se prevén a nivel bajo bordillo para proteger la zona peatonal. Para mejorar esa comunicación y seguridad peatonal se plantean en mitad de las calles Santesteban y Lesaka pasos peatonales elevados al mismo nivel de la acera que conectan los recorridos que discurren por las plazas interiores con la plaza existente junto a la calle San Cristóbal. Los pasos de peatones en los cruces con las calles Mendigorría y Etxarri Aranatz reducen también su anchura de acuerdo con las nuevas alineaciones de las aceras.

Nuevos espacios de estancia y renovación integral de redes

El proyecto de actuación en esta zona del barrio de Txantrea incluye otras intervenciones que tienen que ver con suministros y abastecimientos o con zonas verdes. Se implementan zonas de estancia en los nuevos espacios, más amplios que en la actualidad, que se generan entre las edificaciones y las aceras que acceden a las calles Etxarri Aranatz y Mendigorría. Esos espacios se rematarán con pavimento de adoquín en colores crema y contarán con nuevo mobiliario y arbolado.

Se aprovechará, asimismo, para renovar las conducciones generales y acometidas de saneamiento, tanto fecales como pluviales, así como el abastecimiento (estos trabajos los realizará la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona). Se renovará también la instalación de alumbrado público existente, el mobiliario urbano, la jardinería y el sistema de riego. Por último, se cumplirá con la normativa de eliminación de barreras arquitectónicas con los rebajes necesarios y la nueva disposición de elementos urbanos.

En la actualidad, la red general de abastecimiento discurre enterrada por las calles afectadas, así como los ramales para la recogida de fecales y pluviales. Las tuberías de abastecimiento existentes se sitúan bajo las aceras, la red de baja tensión y la de gas natural se encuentran en la mayoría de los casos por las fachadas de los edificios de viviendas y la red de calefacción está soterrada. El alumbrado público se sitúa en la fachada de los edificios.

TRABAJOS DE READECUACIÓN

El barrio de Txantrea se creó a comienzos de los años 50, en terrenos adquiridos con una subvención concedida por el Ayuntamiento de Pamplona. Quienes levantaron el barrio como obreros fueron sus primeros vecinos ya que con esa prestación personal y ese trabajo hacían frente a una parte del coste de las obras. En estos últimos años, el barrio ha sido objeto de diferentes actuaciones para reurbanizar y adecuar diferentes espacios que por razones de uso y antigüedad se habían ido deteriorando.

En 1999 se realizó la nueva urbanización de la zona de Alemanes y se ejecutaron obras en aceras de la calle Andrés Gorricho. En 2002 se llevó a cabo el proyecto de urbanización de la plaza de la Txantrea, frente al centro de salud, y un proyecto de renovación de aceras, en el que se actuó, principalmente, en las calles Andrés Gorricho, Magdalena y San Cristóbal, por uno de sus lados. En 2005 tuvo lugar la renovación y adecuación de aceras en la urbanización de la calle Mugazuri, culminando en esta segunda fase los trabajos iniciados en 1999. En 2006 se renovó la pavimentación de aceras y varias manzanas de la calle San Cristóbal no incluidas en las obras de 2002, se mejoró el mantenimiento de varias zonas verdes existentes y se ordenaron diferentes cruces creando rebaje de bordillos en los pasos de peatones. En 2010 se concluyeron esos trabajos en otras zonas de la calle San Cristóbal.

Durante el año 2009, con cargo a los Fondos de Inversión Local para el Empleo, se ejecutó el proyecto de reurbanización de las calles del barrio Urrutia, Obieta, Ayecua, Aguilar, Aibar, Arguedas, Espronceda y parte de Ezcaba. En el primer semestre de 2011 se terminó con la intervención en otra zona del barrio, delimitada por las calles Lumbier, Larrasoaña, Lakuntza, Miranda de Arga, Uharte Arakil, Goizueta, Milagro y la plaza Puente la Reina. Todas estas actuaciones se han complementado, en la mayoría de las ocasiones, con la renovación de las infraestructuras de abastecimiento, pluviales, saneamiento y alumbrado público. Desde 2012 no se había vuelto a programar ninguna otra actuación de este tipo.

Los pormenores de los trabajos que se llevarán a cabo ahora y que el año que viene se prevé que tengan continuidad en la zona comprendida entre las calles Etxalar, Cintruénigo, Cáseda y Artajona, así como la parte de Travesía Espronceda, se explicarán de forma detallada al vecindario en una asamblea programada para el mes de junio.