En marcha la ampliación de los túneles de Belate y Almandoz

NATV
-

El Departamento de Cohesión Territorial del Gobierno de Navarra licitará en el mes de marzo la redacción del proyecto de duplicación de los túneles de Belate y Almandoz, en la carretera N-121-A.

En marcha la ampliación de los túneles de Belate y Almandoz - Foto: ARCHIVO

En octubre de 2019 el Gobierno de Navarra decidía la duplicación de los túneles de Belate-Almandoz. Dicha actuación posibilitará a la Administración de la Comunidad Foral de Navarra el cumplimiento total de la Directiva 2004/54/CE, sobre requisitos mínimos de seguridad para túneles de la Red Transeuropea de Carreteras.

El Ejecutivo foral ha afirmado que la duplicación de estos túneles "conlleva una serie de ventajas destacadas sobre otras alternativas" para adecuar las infraestructuras a la normativa europea. Así, ha destacado que "se trata de una solución definitiva, al disponer de dos tubos los sentidos de circulación son independientes y se reduce el número de vehículos que transitan por cada uno de los túneles, y la ventilación longitudinal es suficiente ya que la circulación en cada tubo es unidireccional".

Además, en caso de avería de un vehículo en el interior de uno de los tubos, posibilita cortar un carril dentro del mismo y se permite el paso por el otro carril. Si el incidente es más grave se puede cerrar uno de los tubos completamente a la circulación y desviar todo el tráfico por el otro, haciéndolo momentáneamente "bidireccional", sin necesidad de desviar uno de los sentidos de circulación por el puerto. En todo caso, la intervención de los equipos de emergencia es más rápida, ha subrayado el Gobierno de Navarra.

Según el calendario previsto, las obras comenzarían a partir de 2022 y se estima que para finales de 2024 o principios de 2025 todos los túneles de la Red Transeuropea de más de 500 metros en la red de carreteras de Navarra podrían estar completamente adaptados a los requisitos de seguridad de la directiva. Los túneles de Belate y Almandoz presentan un índice de riesgo mayor de 1,5, según la metodología MARTE.

NUEVO SONDEO PARA RECABAR INFORMACIÓN GEOTÉCNICA

Paralelamente a la licitación, los sondistas de la Dirección General de Obras Públicas han iniciado el último sondeo para recabar información geotécnica que se empleará en la elaboración del proyecto.

El sondeo se lleva a cabo en una ladera del paraje Guarlegi, en el término de Baztan, a una distancia aproximada de 30 metros sobre el actual trazado del túnel de Almandoz. La prospección consiste en realizar una perforación desde la superficie hasta alcanzar los 162 metros de profundidad, lo que permitirá atravesar totalmente la cota del túnel previsto y penetrar 15 metros bajo la base de la futura carretera.

Dos sondistas del Servicio de Estudios y Proyectos realizan la excavación con una perforadora Edeco Traveller 30, una máquina de 5.000 kilos que perfora el subsuelo y permite extraer un fragmento del terreno. De este modo se consigue una muestra continua de toda la superficie atravesada, lo que se conoce como 'columna del sondeo'. Esta muestra permitirá conocer los diferentes estratos de la ladera, su composición y su disposición estructural para poder abordar el diseño y proceso de construcción de las infraestructuras subterráneas.

Además de completar el estudio geotécnico del terreno donde se ubicarán los túneles, esta prospección permitirá realizar varios ensayos sobre el lugar. Por ello está previsto efectuar ensayos presiométricos y de permeabilidad tipo Lugeon, así como extraer muestras para realizar otros ensayos en laboratorio. Se prevé que los trabajos de sondeo se prolonguen durante más de un mes.

La información obtenida en este último sondeo se añadirá a la extraída en la Campaña Geotécnica Previa al Proyecto de Duplicación de los Túneles de Belate y Almandoz. Toda esta información se facilitará a la compañía adjudicataria de la redacción del proyecto de los nuevos túneles para que la utilice en su elaboración.