En la N-121-A "nos jugamos la vida para ir a trabajar"

NATV
-

"Mientras un sector de la población tiene una autovía para ir a esquiar, nosotros nos jugamos la vida para ir a trabajar". El alcalde de Igantzi, Juan Carlos Unanua, ha explicado su preocupación por la alta siniestralidad.

"Mientras un sector de la población tiene una autovía para ir a esquiar, nosotros nos jugamos la vida para ir a trabajar". Con esta frase tan contundente el alcalde de Igantzi, Juan Carlos Unanua, ha explicado su preocupación por la alta accidentabilidad que están viviendo en la N-121-A.  "Más que preocupados, estamos cansados de esta situación insoportable, pasa el tiempo y seguimos anclados en el pasado", señala Unanua. 


 

En los últimos diez años se han producido más de 30 muertes en esta carretera. El Gobierno de Navarra ha puesto en marcha medidas urgentes para intentar reducir la siniestralidad al volante, sin embargo, el alcalde de Igantzi ha afirmado que "el volumen de tráfico es insoportable y necesitamos que se descargue, las medidas adoptadas por el ejecutivo foral solamente son un parche por la urgencia del momento". 

Unanua:Unanua:"En la N-121A nos jugamos la vida para ir a trabajar"


 

Sobre la petición de construir una autovía en ese tramo, tal y como propone Navarra Suma, Unanua no lo ve como una solución urgente, ya que es un proyecto a largo plazo: "Nuestra principal reivindicación es desviar a los camiones que no tengan origen ni destino en la zona, es decir, disuadir el tráfico de los vehículos pesados internacionales", concluye.