Los consumidores navarros, cada vez más pesimistas comprando

NATV
-

La confianza de los consumidores navarros presenta señales de recuperación respecto al trimestre anterior, si bien muestra opiniones más pesimistas respecto al primer trimestre de 2018.

Los consumidores navarros, cada vez más pesimistas comprando - Foto: Archivo NATV

Así lo refleja el Índice de Confianza del Consumidor que según los datos facilitados por el Instituto de Estadística de Navarra, Nastat, explica que las opiniones más favorables reflejadas en el mercado de trabajo, previsión de demanda, expectativas de ahorro y situación económica general esperada, logran compensar las opiniones pesimistas observadas en la probabilidad y momento de compra y, en menor medida, en la situación financiera del hogar. Al igual que en Navarra, los índices de confianza de España y la Unión Europea reflejan señales de recuperación en el primer trimestre del año. 
Por su parte, el Índice de Sentimiento del Consumidor se recupera, tras la desaceleración observada durante tres trimestres consecutivos, y se sitúa en 86,5, tras el 83,7 estimado el trimestre anterior. Este mayor dinamismo, según apunta, proviene fundamentalmente del optimismo estimado en la situación económica actual del hogar y la situación económica general, tanto actual como esperada y tan sólo el momento de compra registra una evolución menos favorable. Con relación al mismo trimestre del año anterior, todos los índices muestran un menor dinamismo, excepto la situación económica actual del hogar. 
Una ligera recuperación se observa en el Índice de Expectativas Económicas al pasar de -16,1 a -10,3, según la citada fuente que señala que todos los componentes reflejan opiniones más optimistas, destacando la mejora de las previsiones del mercado laboral, seguido de las expectativas de demanda y de ahorro. 
En cuanto al Índice de Probabilidad de Compra, se aprecia una moderación al situarse en 6,0, inferior al 9,4 alcanzado el trimestre anterior, si bien supera el 3,3 estimado el mismo periodo del año anterior. Todos los componentes reflejan opiniones más pesimistas en el primer trimestre del año, si bien las grandes inversiones son las que muestran el deterioro menos acusado. En términos interanuales, todos los componentes reflejan opiniones más optimistas, excepto la compra de segunda vivienda, que muestra un perfil de estabilidad. 
El Índice de Situación Económica Familiar refleja las opiniones más optimistas del periodo y cifra el índice en 23,2, superando tanto el 16,1 del periodo anterior como el 22,2 registrado en términos interanuales. Este avance, deriva de la favorable evolución de la valoración del ahorro y, junto a las señales de ligera recuperación de las previsiones sobre el ahorro, logran compensar el menor dinamismo observado en la situación financiera. La Encuesta de Coyuntura Económica de Hogares, es una operación estadística realizada por Nastat, que efectúa trimestralmente a una muestra aleatoria de 640 hogares. 
Hasta ahora, se realizaba la encuesta telefónicamente y, en el tercer trimestre de 2018, se ha habilitado la posibilidad de cumplimentarla a través de internet, con lo que, según detalla, se ha conseguido incrementar la respuesta de titulares de todos los tramos de edad, fundamentalmente en los menores de 25 años y varones.