'Ayer soñé con un 6 de julio' anunciará los Sanfermines 2019

NATV
-

El cartel 'Ayer soñé con un 6 de julio' será la imagen de estos Sanfermines 2019. Ha sido el más votado con 3.180 votos, diez puntos de diferencia con el segundo más votado. Edurne Taínta se convierte así en la ganadora más joven hasta el momento.

Han votado 10.629 personas. De esta manera, el Chupinazo en la Plaza Consistorial se convertirá en la imagen representativa de las fiestas y su autora, en la sexta mujer que diseña el cartel ganador y en una de las personas más jóvenes. El premio está dotado con 3.600 euros.

El cartel, número 3, ha recibido 3.180 votos, lo que significa el 29,9% del total. A continuación, se han situado ‘Txist-jazz’, de Daniel Burgui Iguzkiza y Unai Beroiz Nieto, que ha sumado 2.183 votos, el 20,5%, y ‘Zaldiko’, de Koldo Aiestaran, que ha logrado 1.991 apoyos, el 18,7%. El alcalde de Pamplona, Joseba Asiron, y la concejala delegada de Cultura y Educación, Maider Beloki, han dado a conocer todos los datos esta mañana en una rueda de prensa en la que también ha participado la autora ganadora.

Autora de 24 años con formación en ilustración, diseño gráfico y publicidad.

Edurne Taínta Balda (Burlada, 4 de diciembre de 1994) está cursando en la actualidad Grado de Ilustración (2017/19) y es técnica en Diseño Gráfico y Publicidad (2014/16), titulaciones obtenidas tras formarse en el IES Iturrama BHI y en Askatasuna BHI. Su imagen ha seguido la estela de otros carteles elegidos para representar los Sanfermines en los que tanto el Chupinazo como la fachada del Ayuntamiento y la Plaza Consistorial han sido elementos importantes. El último, en 2009, obra de Ángel Blanco. Anteriormente, estos iconos de las fiestas también estuvieron presentes en los diseños de José Luis y Alberto Ollo Casas en 1898 y Francisco Bastida Marchiñena en 1984. Y en décadas pasadas, por ejemplo, en los de Jesús Basiano de 1929 y Enrique Martín González de 1994.

Edurne Taínta es la sexta mujer que diseña el cartel de las fiestas de San Fermín y continúa los pasos de Adriana Eransus Azpilicueta, ganadora en la votación del año pasado con ‘Pamplona, ciudad de luces’ al obtener 2.200 votos, el 33,8% de los 6.511 emitidos. También por este sistema fue elegida la imagen de Elixabete Bordonaba en 2013. Anteriormente, en concursos sin votación popular, se eligieron las obras de Cristina Calvo en 2006, Marta Coronado y Mikel Urmeneta en 2004 y Francis Bartolozzi y Pedro Lozano de Sotés en 1974.

RÉCORD EN LA PARTICIPACIÓN 

En la votación de este año, abierta a las personas empadronadas en la ciudad y que se ha realizado entre el 16 y el 30 de abril, han participado 10.629 personas, 4.118 más que el año pasado, lo que representa un incremento del 63%. Esta cifra de participación supera los registros más altos, que se obtuvieron los primeros años de votación, cuando se sumaron 9.782 personas participantes en 2009, 8.633 en 2010 y 8.227 en 2011. Desde el punto de vista de la media de sufragios diarios obtenidos, también alcanza el récord ya que durante 2019 han llegado una media de 708,6 votos al día. Las mayores medias se habían alcanzado en 2009 con 514,8; 2016 con 506,5; y 2018 con 500,8.

El gran incremento entre el dato publicado un día antes de finalizar la votación, cuando se contabilizaron 7.609 participantes, y el resultado final se debe en gran parte a que en esta ocasión se han contabilizado los votos presenciales en los Civivox en el último momento. Las papeletas recogidas en los siete centros Civivox en los que se instaron urnas fueron 1.841 (el 17% del total). La vía que más personas utilizó fue la digital, ya que a través de www.pamplona.es y www.sanferminoficial.com llegaron 8.616 apoyos (81%). A través del Teléfono de Atención Ciudadana solamente se recogieron 172 sufragios (2%). Estos datos apuntalan la tendencia de años anteriores. En 2018, utilizaron Internet el 77% de las personas participantes, el voto presencial fue del 20% y el telefónico el 3%. En 2017 por internet votó un 74% de las personas participantes; un 24% lo hicieron presencialmente y un 2% por teléfono.

UN PLANO CINEMATOGRÁFICO

‘Ayer soñé con un 6 de Julio’ es un cartel inspirado en el día anterior al Chupinazo. En palabras de su autora, “en esos nervios de la noche anterior, esas ganas irrefutables de que llegue ya el 6 de julio, esa cuenta atrás que todos los pamplonicas hacemos, ansiamos y deseamos”. Por esa razón, ha elegido el despertar o amanecer de ese día con un plano cinematográfico y ofrece a quién lo ve “gozar de esas vistas y estar en el balcón viendo el inicio de las fiestas”. Se trata de un plano general y un ángulo picado en el que se ve la fachada de la Casa Consistorial y la aglomeración de la gente desde un balcón del edificio de la izquierda, lo que sería Casa Seminario.

La autora deja a la elección de la persona espectadora, a su libre interpretación, si quien ve la imagen que aparece en el cartel es un pamplonica que se despierta, se dirige al balcón de su habitación y ve el momento con el que ha estado soñando o es alguien que está soñando con el Chupinazo. De esta forma quiere ‘interacturar con ese momento tan emblemático de nuestras fiestas. Por eso, hace referencia al pasado pero también al presente porque el acontecimiento está sucediendo en ese mismo instante”. Además, ha querido reflejar en la imagen las dos caras de los Sanfermines, el día y la noche, utilizando para ello tonos cálidos y fríos. En palabras de Edurne Taínta, “los colores que plasman la luz y la sombra tienen doble simbología. La zona de colores fríos y azulados hace referencia al mundo de la noche, un mundo que tantas críticas y estereotipos tiene, sin tener en cuenta que es otra característica más que le da esencia a los Sanfermines. De este modo, en esta zona de la imagen, los confetis del día se convierten en estrellas deslumbrantes de la noche, generando así una ambientación poética y rompiendo con el estereotipo que se le ha afincado. La zona iluminada por el sol natural es cálida, amarillenta, anaranjada y rosácea. Con este tipo de colores, que no son reales, he querido reflejar el mundo del sueño y de la fantasía. Por ello, los colores que aparecen en el diseño no son los que realmente reflejan la realidad, manifiestan el mundo onírico en el que está el protagonista o el espectador cuando vive el Chupinazo”.

A propósito de otros detalles, señala que “el color rosáceo de las banderas crea en el espectador una atención inmediata a ese punto central. Son banderas neutras sin ningún tipo de icono ni sello político, creando así en el espectador otro tipo de intereses que no sean los que nos separan a la sociedad continuamente”.

LOS CARTELES PRESELECCIONADOS SE EXPONDRÁN EN CONDESTABLE

Este año, el Ayuntamiento de Pamplona introdujo como novedad en el certamen que las personas participantes debían presentar el arte final o cartel definitivo en formato jpg y no un boceto como en la última edición. Además, opcionalmente, se podía acompañar con un documento sobre el concepto teórico de la obra y los elementos que la conforman (composición, colores, tipografía, simbología, etc.).

Entre todas las obras, el jurado del concurso de carteles de San Fermín seleccionó los 20 que debían presentarse en soporte físico para elegir entre ellos los 8 finalistas que llegaron a la votación popular. Para la producción de cada uno de los carteles se concedió una ayuda municipal de 100 euros. Las 20 obras podrán verse expuestas en el Palacio del Condestable entre el 28 de junio y el 25 de agosto.

Al concurso se presentaron 277 carteles. De ellos, 106 (38% del total) procedían de Pamplona mientras que del resto de Navarra llegaron otros 56 (20% del total). Además, hubo 113 obras de otras provincias (41% de las presentadas) y 2 de otros países (casi el 1%).

'Ayer soñé con un 6 de julio', cartel de estos Sanfermines
'Ayer soñé con un 6 de julio', cartel de estos Sanfermines
'Ayer soñé con un 6 de julio' Edurne Taínta
'Ayer soñé con un 6 de julio' - Foto: Edurne Taínta
'Ayer soñé con un 6 de julio' Edurne Taínta
'Ayer soñé con un 6 de julio' - Foto: Edurne Taínta