Dudas sobre la admisión de alumnos con euskera en Fustiñana

NATV
-
Dudas sobre la admisión de alumnos con euskera en Fustiñana - Foto: Google Maps

El PSN ha preguntado a la consejera de Educación, María Solana, "a qué se debe la inclusión de al menos cuatro alumnos del modelo A, con euskera, en el colegio público San Justo y Pastor de Fustiñana, que es un centro modelo G, de castellano".

El socialista Carlos Gimeno ha afirmado que el Departamento de Educación ha respondido a una petición de información presentada por el partido que "no hay alumnado más que en el G", pero ha remarcado que han tenido conocimiento de que "al menos cuatro alumnos cursarán el modelo A con euskera en el curso 2019/20".

Según el portavoz de Educación del PSN, Solana "debería explicar si esto es así y cómo se haría esa admisión porque esa situación añadiría gran complejidad a la organización del centro, que ya arrastra problemas de recursos didácticos".

Para Gimeno, "esta decisión no parece obedecer a intereses académicos y es arbitraria con el resto de alumnado, máxime cuando en el curso académico anterior, el Departamento de Educación autorizó la reducción de sesiones del Programa de Aprendizaje de Inglés en Educación Infantil con el objetivo de ajustarse a las necesidades educativas que se generaban en el centro".

"Y eso, sin disponer aún de un proyecto lingüístico de centro y no existiendo actas de reuniones de los Consejos Escolares para evaluarlo, tal y como indica la propia normativa del Departamento de Educación", ha agregado el representante socialista.

Según ha indicado, "el centro sufre un recorte de horas para atender al alumnado con más dificultad, pero parece que al Departamento no le importaría gastar lo que haga falta para atender a esos cuatro alumnos que, al cursar un modelo con euskera, tendrán que contar con espacios, tiempos y recursos para atender esa elección".

A juicio de Gimeno, "parece escasamente comprensible que se reduzcan en un centro rural con alumnado con desventaja sociocultural recursos personales especializados para la atención a la diversidad y, sin embargo, no haya inconveniente alguno para la dotación de recursos personales de euskera, a pesar de estar en una zona no vascófona".

Además, según el representante socialista, "esta rápida actuación del Ejecutivo quizás pueda obedecer más a la práctica abusiva y arbitraria instaurada de perfilar plazas en castellano como si fueran de euskera, más aún sabiendo y conociendo que el próximo diseño de plantillas será en el mes de abril por parte de la Inspección Educativa, contraviniendo los criterios de la misma".

Para el PSN, "el sistema educativo se debe regir por el principio del sentido común desde la naturalidad de la demanda". Y ha defendido que "la norma no se puede aplicar de manera espuria para influir en el proyecto lingüístico del centro y no en el equilibrio entre los principios básicos de inclusión y normalización".