Casi 69.000 navarros mayores viven solos

NATV
-

En el Día Internacional de las Personas de Edad, se ha dado a conocer que el 45 por ciento de los hogares unipersonales son navarros mayores de 65 años. De ellos, el 70,7 por ciento son mujeres y el voluntariado es importante para no sentir la soleda

Casi 69.000 navarros mayores viven solos

Unas 68.600 personas mayores de 65 años viven solas en Navarra, lo que supone el 45 % de los hogares unipersonales en la Comunidad foral, según la Encuesta Continua de Hogares.

De ellas, el 70,7 % son mujeres, destaca Cruz Roja en un comunicado con motivo de la celebración el próximo martes, 1 octubre, del Día Internacional de las Personas de Edad.

Cruz Roja subraya que "es importante entender dos cosas: no todas las personas que están solas experimentan soledad y hay muchas personas que se sienten solas estando acompañadas".

Por ello, Cruz Roja trabaja también para reducir la soledad y el aislamiento social involuntario de las personas, un objetivo que se lleva a cabo mejorando su bienestar emocional y restaurando sus conexiones sociales a través del voluntariado.

En Cruz Roja Navarra, más de 550 personas son voluntarias en programas de personas mayores, con las que realizan más de 48.191 intervenciones al año. En 2018 fueron 4.033 las personas mayores que participaron de estos programas, muchas de ellas con el sentimiento de soledad.

La organización humanitaria lleva más de treinta años desarrollando programas destinados a este sector de la población con el objetivo de mejorar la calidad de vida de las personas mayores en su proceso de envejecimiento, reduciendo las desigualdades de género, y en nuevas áreas que hasta ahora no eran tan evidentes como la soledad, falta de autonomía personal, deterioro cognitivo, abuso, negligencia o pobreza.

Se actúa también en las circunstancias que les rodean, como el contexto social y familiar o la coyuntura socioeconómica.

La intervención de Cruz Roja está dirigida a aumentar su autonomía personal, mantener y mejorar sus funciones cognitivas, reducir la soledad y el aislamiento social involuntario, incorporar y mejorar hábitos saludables, impulsar el envejecimiento activo, mejorar su protección y su capacidad para afrontar posibles situaciones de maltrato, así como cuidar y apoyar a quienes cuidan de personas mayores.

Cruz Roja trabaja con las personas mayores para mejorar su bienestar emocional y restaurar sus conexiones sociales.

Todo ello se realiza en Navarra desde “Espacio Activo”, un entorno que aglutina toda la labor que Cruz Roja desarrolla con las personas mayores, dependientes y su entorno familiar, para prestarles una atención integral que ofrece todas las respuestas y recursos que la institución puede ofertar.