Ahora cruzar Pamplona es más fácil para menores con autismo

NATV
-

Los 342 pasos de peatones semaforizados de Pamplona contarán con pictogramas que describen su funcionamiento y servirán de información para menores con autismo.

Ahora cruzar Pamplona es más fácil para menores con autismo - Foto: Ayuntamiento de Pamplona

Una sencilla placa que muestra en un pictograma cómo funciona el semáforo de un paso de peatones y cuándo se puede cruzar o no. Los 342 pasos de peatones semaforizados de Pamplona van a añadir a sus elementos habituales esa nueva señal dirigida sobre todo a menores con autismo, aunque como elemento informativo es accesible para otros tipos de discapacidad y de personas. Se trata de una iniciativa pionera que va más allá del simple dibujo, ya que explica las alternativas del rojo y verde del semáforo con una historia social, con más elementos en la descripción.

El alcalde de Pamplona, Enrique Maya, ha participado esta mañana en la colocación de los primeros pictogramas en el paso peatonal semaforizado frente al número 2 de la avenida del Ejército. Le han acompañado en este acto la responsable de Derechos y Buenas Prácticas de la Confederación Autismo España, Raquel Valle, la presidente de la Asociación Navarra de Autismo (ANA), Amaya Áriz, y el director de Relaciones Institucionales de Caja Rural, Ricardo Goñi. Hace siete años comenzaron a señalizarse con pictogramas edificios públicos, tiendas, clubes deportivos, bibliotecas… en un primer paso hacia una mayor inclusión de las personas con autismo, que se ve reforzada con la señalética que hoy empieza a colocarse en los semáforos.

El pictograma instalado muestra las dos situaciones que se pueden dar en un paso de peatones semaforizado. El dibujo en rojo de una persona junto al paso de peatones tachado representa la idea de que no se puede cruzar. La persona en verde y el paso de peatones libre identifica el momento en el que se puede cruzar. Las placas con los pictogramas se colocan con bridas metálicas sujetas a la columna del semáforo más próxima a la acera, a una altura aproximada de 1,50 metros, para facilitar que pueda ser vista por quienes se acerquen al paso de peatones.

MÁS DE 600 SEÑALES

El diseño lo ha realizado ARASAAC (Portal Aragonés de la Comunicación Aumentativa y Alternativa) que ofrece recursos gráficos y materiales para facilitar la comunicación de aquellas personas con algún tipo de dificultad en esta área. El pictograma se ha testado con psicólogos y menores con autismo de ANA para comprobar su efectividad y entendimiento.

En Pamplona se colocarán un total de 684 pictogramas (un pictograma en cada uno de los lados de los 342 paso de peatones semaforizado), cifra que aumentará hasta los 1.000 en la Comarca. Por ello, desde la asociación ANA se está en contacto tanto con los ayuntamientos de esos municipios como con las familias que residen en ellos para poder facilitar los trámites. La iniciativa se va a extender, además, a otras localidades navarras como Estella o Tudela. Esta actuación cuenta con el apoyo y la financiación del Ayuntamiento de Pamplona, Caja Rural, Luminosos Arga y la propia Asociación Navarra de Autismo (ANA).

POR EL BIEN COMÚN DE FAMILIAS Y MENORES

La Asociación Navarra Autismo es una asociación sin ánimo de lucro creada por un grupo de padres de niños y niñas afectadas en enero de 2012. Tiene como fin promover el bien común de las personas con autismo, trastornos del espectro del autismo, trastornos del desarrollo, Asperger y trastornos con sintomatología dentro del espectro del autismo y sus familias. Busca mejorar en lo posible las destrezas personales y sociales de las personas con autismo, fomentar su independencia personal e inclusión en la sociedad, y formar a padres, madres, familiares, profesionales y sociedad en general sobre el autismo. ANA cuenta con 320 familias asociadas y calcula que en Navarra pueden existir en torno a 500 familias con hijos o hijas con autismo.

Las iniciativas en materia de accesibilidad cognitiva permiten, según la Confederación Autismo España, que la persona con TEA pueda participar en la sociedad y disfrutar de ella de la forma más autónoma posible, independientemente de sus capacidades o necesidades. Estas medidas contribuyen a garantizar el derecho a la accesibilidad universal de las personas con discapacidad, y de manera específica de la persona con TEA, dando cumplimiento a la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad y a la ley general de derechos de las personas con discapacidad y de su inclusión social.