Esparza propone una batería de pactos al Partido Socialista

NATV
-

El presidente de UPN, Javier Esparza, ha criticado el "desprecio" del PSN a su partido y a Navarra Suma. A pesar de ello, ha mostrado su disposición a dialogar con los socialistas a los que ha propuesto una "batería de pactos".

Esparza propone una batería de pactos al Partido Socialista - Foto: UPN

Pactos en torno a un Plan de Empleo, la política fiscal, el TAV y el Canal de Navarra, la devolución de las retenciones del IRPF por maternidad, así como para la derogación del decreto del euskera de acceso a la función pública o para impulsar una nueva ley de símbolos, entre otras.

Esparza ha avanzado que pedirá el próximo lunes una reunión con la presidenta del Gobierno de Navarra, María Chivite, para hacerle llegar estas propuestas.

El presidente de UPN ha hecho este anuncio durante su intervención en el acto que su partido ha celebrado este viernes en Cintruénigo con motivo del inicio del curso político en el que, ha resaltado, "debemos seguir demostrando por qué somos el partido preferido por los navarros".

Javier Esparza ha llamado a su militancia a estar "orgullosos del trabajo que hemos realizado" y ha remarcado que, durante la legislatura, "vamos a denunciar cada incoherencia del PSN, cada cesión que haga al nacionalismo vasco y cada traición que haga a esta tierra".

Ha destacado que "la sociedad navarra nos ha dado un gran respaldo" y ha asegurado que "vamos a ser decisivos haciendo política en los ayuntamientos" y "determinantes" en el Parlamento foral con los 20 parlamentarios de Navarra Suma. En este sentido, ha afirmado que "como partido mayoritario que somos, vamos a liderar la actividad política, vamos a hacer propuestas y a plantear respuestas a los retos que tenemos como sociedad".

Al respecto, se ha mostrado dispuesto a dialogar con todos los grupos políticos con representación, a excepción de EH Bildu. Si bien ha subrayado que "lo sucedido este verano marca un antes y un después entre UPN y el PSN", Esparza ha señalado que "no vamos a negarnos a dialogar con ellos" sino que "le vamos a dar la oportunidad de que pueda demostrar a la sociedad navarra si va a mantener las posiciones políticas que ha venido defendiendo en temas fundamentales para Navarra".

Por el contrario, ha dicho, si el PSN "renuncia a sus compromisos con Navarra, si cede en cuestiones sustanciales ante el populismo y el nacionalismo vasco, si se convierte en una parte de la coordinadora del no al desarrollo de Navarra, nos tendrá enfrente". En este caso, ha destacado que "tendrá la oposición dura que se merecen aquellos que traicionan sus principios, mienten a los navarros y ponen sus intereses personales y partidistas por delante del bien común".

BATERÍA DE PACTOS PARA "LA PROSPERIDAD DE NAVARRA"

Javier Esparza ha anunciado que ofrecerá al PSN una "batería de pactos" para "las prosperidad y el bienestar de Navarra". Acuerdos que incluyen, por un lado, un Plan de Empleo de la mano de UGT y CCOO, una nueva política fiscal "que no castigue a los navarros y haga que esta tierra vuelva a ser de nuevo atractiva", así como la devolución de la retención del IRPF por maternidad y paternidad.

Igualmente, ha propuesto la derogación del decreto de euskera de acceso a la función pública para definir "una política lingüística sensata y acorde a la realidad social"; y de la reforma del mapa local para definir un nuevo acuerdo basado en "la propuesta que UPN y PSN teníamos pactada en 2014".

Asimismo, ha abogado por una nueva ley de símbolos "que los dignifique", el impulso del Tren de Alta Velocidad y la finalización de la ampliación de la primera fase del Canal de Navarra y la construcción de su segunda fase "de una sola vez y para regar 21.500 hectáreas".

El regionalista ha propuesto a los socialistas el mantenimiento de tráfico por parte de la Guardia Civil "en complementariedad con la Policía Foral". También un pacto en materia educativa con la enseñanza en inglés como modelo y un nuevo modelo de renta de inclusión social "que incentive el acceso al mercado laboral".

La "batería de pactos" de UPN se completa con un "compromiso con la convivencia y con las víctimas del terrorismo de ETA para escribir de su mano la verdadera historia del terror de la banda terrorista y no ceder ante el intento de manipulación del relato por parte de los representantes políticos de ETA y de sus socios".

"SE HAN UNIDO LOS PERDEDORES PARA QUE NO GOBIERNE QUIEN HA GANADO"

Javier Esparza ha recordado en su intervención los resultados de las elecciones forales "en los que Navarra Suma ganó las elecciones con un 40% del total del número de parlamentarios" y en las que "los navarros dieron un serio castigo al cuatripartito -Geroa Bai, EH Bildu, Podemos e Izquierda-Ezkerra- y sus políticas", al pasar de 26 a 19 parlamentarios.

Frente a ello, ha destacado que "Navarra votó con una amplia mayoría para que hubiera un gobierno en manos de los partidos constitucionalistas", al sumar NA+ y PSN 31 parlamentarios. "Conseguimos derrocar al régimen nacionalista", ha subrayado Esparza que ha lamentado que el PSN "haya sido luego su salvavidas y el nacionalismo independentista vasco vaya a seguir mandando en el Gobierno de Navarra".

El regionalista ha acusado al PSN de actuar "desde el complejo de inferioridad por no presidir Navarra desde hace 23 años y desde el rencor y en resentimiento a UPN". Y ha asegurado que el Partido Socialista ha llevado a cabo "su particular venganza" y "ha antepuesto su interés como partido al interés de los ciudadanos".

"Se han unido todos los perdedores para que no gobierne quien ha ganado las elecciones con tremenda holgura", ha rechazado el presidente de UPN, que ha afirmado que María Chivite "ha aceptado los votos de Bildu para ser presidenta" que "no eran gratis, como ya estamos viendo, por ejemplo, con la Alcaldía de Huarte".

Esparza ha censurado que Chivite "nos ha puesto al mismo nivel que a los testaferros de los asesinos de ETA". Ha reprochado que la presidenta del Ejecutivo foral "podía haber optado por integrar un gobierno constitucionalista en mayoría y, sin embargo, ha preferido un gobierno nacionalista y populista en minoría, con lo que eso implica en cuanto a inestabilidad, y en manos de Bildu, con lo que eso implica de freno para el progreso, la convivencia y la libertad".

Por todo ello, ha llamado a "seguir sumando a nuestro proyecto a un número cada vez mayor de ciudadanos", entre los que ha citado los "miles de ciudadanos que votaron al Partido Socialista y que no le van a votar nunca más, porque el socialismo navarro ha renunciado a sus políticas y a su ideología por alcanzar el poder".

"PEDRO SÁNCHEZ HA DEMOSTRADO QUE NAVARRA NO LE IMPORTA"

En su discurso, Javier Esparza también ha sido muy crítico con el presidente del Gobierno central en funciones, Pedro Sánchez, quien, ha asegurado, "ha demostrado" que tanto Navarra como España "no le importan" sino que "solo le importa el poder".

El regionalista ha criticado que "hasta ahora ha preferido como socio a Arnaldo Otegi y no a los constitucionalistas". "Se ha dejado engañar por el señor Ábalos y el señor Cerdán pagando de esta forma determinados favores y silencios", ha asegurado.

"Le tendimos la mano con sinceridad y la respuesta de su partido fue el insulto", ha reprochado Esparza que ha destacado que "Pedro Sánchez ha cerrado la puerta a Navarra Suma y a una posible abstención del PP o de Ciudadanos en su investidura".

El presidente de UPN ha pedido a Sánchez que "deje de marear a los españoles con peticiones y discursos imposibles y que decida si, como en Navarra, pacta con los independentistas, los populistas, los comunistas, o si convoca elecciones".

En este sentido, ha resaltado que "si se repiten las elecciones, en UPN saldremos a ganarlas de nuevo" y "volveremos a ganarlas".