Aragonés apunta que la vía independentista es "irreversible"

Europa Press
-

El 'número dos' de la Generalitat asegura que el autonomismo "ha muerto" y apuesta por una amnistía total para los políticos presos

Aragonés apunta que la vía independentista es "irreversible" - Foto: Eduardo Parra Europa Press

El vicepresidente de la Generalitat de Cataluña, Pere Aragonés, ha avisado hoy de que el camino a la independencia de Cataluña es "irreversible", ha propuesto retomar la Declaración de Pedralbes y abrir una mesa de diálogo "sin vetos" a los temas que se pueden tratar, garantías de cumplimiento y votación en un referéndum. Eso sí, en su opinión "lo razonable" sería que se aborde el diálogo con los políticos presos en la calle y ha apostado por una "amnistía", que interpreta como el reconocimiento de que no ha habido delito. 
Su insistencia en el diálogo ha sido constante durante su intervención en los Desayunos Informativos de Europa Press. Pero dejando claro en todo momento que no van a renunciar a la independencia y que si el Gobierno no negocia, cada vez serán más los independentistas por no tener una propuesta por parte del Estado. 
En su opinión, para millones de catalanes el autonomismo "ha muerto" y el camino a la independencia es "irreversible" de una manera cívica, pacífica y democrática. 

El dirigente catalán ha reconocido que la negociación se intentó ya hace un año, pero que luego la situación se complicó con la apuesta del Gobierno por un relator. Sin embargo ha reclamado volver a ese punto, a la Declaración de Pedralbes, de la que ha reconocido que era necesariamente ambigua para que las partes se pudieran reconocer. 
Considera que en la mesa de negociación deben estar los dos gobiernos, aunque admite que puedan ir acompañados de las mayorías parlamentarias. 
Pero ha insistido en que ahora es el momento de la política, de "empezar a dar pasos" en el diálogo por que "el bloqueo no es bueno", el "conflicto corre el riesgo de enquistarse" y los independentistas, ha recalcado, "no van a desaparecer". De hecho, ha advertido de que el problema no es de orden público, ni de convivencia entre catalanes y ha rechazado la afirmación de Sánchez de que Cataluña no es un solo pueblo. 
Es más, ha asegurado que Pedro Sánchez "se equivocó mucho" al valorar la sentencia como un fracaso del independentismo y le ha advertido de que los partidos soberanistas van a ganar las generales en Cataluña y, a tenor de las encuestas, con un apoyo mayor. 
Por ello, ha recalcado su apuesta por una mesa de diálogo, en la que, ha dicho tienen que darse varias condiciones. Una de ellas es que se produzca el reconocimiento de las partes. En este sentido, ha advertido de que el Gobierno no puede seguir ignorando a los independentistas, que, ha recordado, son los que han ganado las elecciones y gobiernan en Cataluña. De hecho, se ha mostrado molesto por el hecho de que Sánchez haya llamado a todos los partidos para abordar las consecuencias de las sentencia del procés, menos a los soberanistas. 
Pere Aragonés ha pedido también que en esa mesa se puedan hacer propuestas con libertad y sin vetos, argumentando que él tampoco está de acuerdo con la defensa a ultranza de la unidad de España pero respeta que millones de personas la defiendan. 
Y ha planteado que se pueda refrendar los acuerdos que se alcancen por "amplias mayorías" y articulando un sistema democrático para ello, es decir, mediante un referéndum. Además, considera que debe haber una seguridad de que lo que se acuerdo se lleve a cabo, una "garantía de cumplimiento".