El Izarra sigue empatando y se mantiene alejado del peligro

Juan Andrés Pastor
-

0
Amorebieta
0
Izarra
Los de Estella dejaron una imagen de seriedad en Amorebieta para firmar un empate que les mantiene con opciones de asegurar la permanencia, en un partido sin ocasiones. El miércoles en Estella tendrán que ganar al Leioa.

El Izarra sigue empatando y se mantiene alejado del peligro

 

De inicio los vizcaínos comparecieron mucho más entonados, hasta el punto de disfrutar de una triple ocasión a los diez minutos, cuando tanto Álvaro, como Lozano se toparon con el portero Iricibar que pudo desbaratar la oportunidad, aunque el posterior cabezazo de Itu se estrelló en el poste. Quedaba de manifiesto que los de Amorebieta no se contentaban esta temporada, con salvar la categoría, seguían apostando fuerte por mejorar una campaña en la que a falta de seis ya estaban salvados.

La clara ocasión para los locales, solo fue una aislada declaración de intenciones, ahogada por el orden que impusieron los navarros, quienes a partir de ese instante no concedieron opciones ante un rival que pareció contentarse con ejercer un estéril dominio en el que el tiempo jugaba a favor de los foráneos. En esa situación los pupilos de Diego Martínez se sentían cómodos, a la espera de alcanzar su oportunidad. Quedaba claro que se trataba de una tarde de paciencias. A partir del primer cuarto de hora el choque entró en un tiempo de armisticio, con dos equipos más preocupados de cubrirse las espaldas que de arriesgar en busca de un beneficio que podía salir muy caro. Quien salió perdiendo fue el espectáculo, aunque la incertidumbre mantuvo los nervios y la inquietud en la grada.

En ese toma y daca, sin mayores ocasiones y a todas luces infructuoso, el empate mantenía intactas las expectativas de conseguir un resultado aún mejor, para un Izarra tranquilo y alerta, ante un Amorebieta nada urgido y confiado. Lo único que pasó, a partir de ese momento fue el tiempo, y así se alcanzó el tiempo de descanso. Todo quedaba por decidir en lo últimos cuarenta y cinco minutos.

La reanudación no deparó modificaciones tácticas, con dos equipos conscientes de que la paciencia podría generar un rédito considerable. Era cuestión de insistir y de hacer valer el planteamiento original.

Al poco de iniciarse la segunda mitad, Diego Martínez decidió mover el banquillo dando entrada al canterano Sagües, por el lesionado Albisu. Un cuarto de hora más tarde el cambio daba descanso a Valdo para permitir la incorporación de Maestresalas. El técnico local no dudo en modificar su once con otros dos cambios, dando entrada a Bilbo por Lozano y a Ortega por Irarbia. A pesar de las cuatro novedades, producidas en apenas un cuarto de hora, los efectos sobre el césped de Urritxe. El técnico vasco, descontento con lo visto sobre el césped, no quiso esperar para agotar su tercer cambio e introdujo a Orozko en detrimento de Tascón. Sin embargo los estelleses seguían sin perder la posición y demostrando que disponían de capacidad para mantener la seriedad en un compromiso vital para sus aspiraciones. Para entonces al choque le quedaban apenas diez minutos y el empate permitía mantener intactas las opciones de permanencia a apencas cinco semanas para la conclusión de la campaña.

En un partido sin apenas ocasiones, las decisiones tácticas cobraban una gran importancia, por lo que en el tramo final, unos y otros estaban más preocupados por no perder que por arriesgar en pos de la victoria.

En uno de los pocos errores cometidos por la zaga navarra, pudo el Amorebieta anotar pero el disparo de Soberón fue abortado por un magnífico Iricibar, fue en el minuto ochenta y siete. De ahí al final, poco más que reseñar. Para el Izarra el encuentro supuso el décimo séptimo empate y un punto que le permite mantenerse discretamente alejado del descenso, pero sin bajar la guardia, a la espera de recibir el próximo miércoles (20h) al Leioa.

 

Amorebieta: Tena, Ibarbia (m 73 Ortega), Luengo, Simic, Arregi, Markel   (m 65 Bilbao)., Mario, Itu, Tascón (m 74 Orozko), Álvaro, Seguín.

Izarra: Iricibar, Eguaras, Albisu (m 52 Sagües), Cabrera, Casado, Cisneros, Eneko, Hinojosa, Laborda, Toni, Valdo (m 67  Maestresalas).

Árbitro: Sesma Espinosa, del colegio riojano, ayudado por Acero Pradera y Sánchez Murcia.