Belmonte se impone

EFE
-

La española domina en los 800 metros libres con un tiempo de 8:27.12, la mejor marca mundial del año

Belmonte se impone en Pardubice - Foto: EFE Archivo

Mireia Belmonte ha cerrado su participación en la reunión de Marsella con un triunfo en la final de los 800 libre, por delante de la australiana Maddy Cough, con un tiempo de 8:27.12, mejor marca mundial del año.
La nadadora española, que se vio superada por la mañana por la oceánica en las series de los 1.500, se tomó la revancha y arrebató la medalla de oro a Cough con unos sensacionales dos últimos largos. Belmonte no sólo enjugó en los últimos 100 metros una desventaja de 26 centésimas, sino que acabó aventajando en 32 a Maddy Cough gracias a unos últimos 50 metros que nadó en 29.99 segundos.
Esprint final que permitió a la nadadora, que contaba como mejor registro este curso con los 8:34.32 que firmó en las eliminatorias del sábado, auparse a la primera plaza de la clasificación mundial con un crono de 8:27.12. Dos segundos menos que el tiempo -8:19.12- invertido por la estadounidense Leah Smith, bronce en los Mundiales de Budapest 2017, el pasado 9 de marzo en la reunión de Des Moines (Estados Unidos).
Belmonte no fue, sin embargo, la única española que subió al podio en la final de los 800 libre, ya que Jimena Pérez se colgó el bronce con un registro de 8:49.12.
Por desgracia, la catalana no pudo repetir 40 minutos después en la final de los 200 libre, en la que la nadadora del UCAM Fuensanta tuvo que conformarse con un tiempo de 2:03.27 y la sexta plaza, muy lejos de la ganadora, la holandesa Femke Heemskerk, que se impuso con una marca de 1:57.54.
Este resultado dejó el "botín" de Mireia Belmonte en la piscina del Círculo de Nadadores de Marsella en un oro -800 libre-, dos platas -400 libre y 400 estilos- y un bronce -200 mariposa-. Por su parte, Raúl Santiago, que ya fue segundo el sábado en la final de los 1.500 libre, volvió a subir el podio este domingo, tras colgarse el bronce en los 400 libre con un tiempo de 3:58.22.