Más de 7.000 firmas contra las agresiones a los profesores

NATV
-

La Asociación de Profesores de Secundaria de Navarra cierra con casi 7.000 firmas solidarias la campaña que ha puesto en marcha ante el aumento creciente de las agresiones al profesorado.

El número de agresiones ha aumentado en los últimos años, se han pasado de 20 agresines registradas en el 2015 a 178 en el curso 2018, el 75 % de ellas dirigidas al colectivo femenino. Ahora, una vez finalizada la campaña, esperan que las firmas recabadas "sirvan de apoyo para que los responsables del departamento de Educación introduzcan los cambios necesarios y pongan en marcha las medidas que ayudarían a paliar la situación de vulnerabilidad e indefensión que padece el profesorado". 
La Asociación de Profesores de Secundaria ya ha puesto en marcha una serie de medidas encaminadas a proteger y dar cobertura legal al docente, a partir del informe elaborado por Educación al finalizar el curso 2017- 2018, impulsado por el aumento de consultas que habían recibido de compañeros que relataban situaciones concretas de agresión y pedían ayuda y asesoramiento legal. 
Los resultados de ese informe alertaban del "aumento creciente" de agresiones al profesorado, de 20 registradas en 2015 a 178 en el curso 2018, unos conflictos que "muchas veces no se resuelven o se resuelven mal y que son el motivo de numerosas bajas laborales, incrementadas en un 33 % desde el 2015". 
Más de 7.000 firmas contra las agresiones a los profesores Más de 7.000 firmas contra las agresiones a los profesores - Foto: Archivo NATVLas agresiones que sufren los profesores son en unos casos externas, derivan de los comportamientos de los alumnos y de sus familias y que se traducen en conductas intimidatorias, presiones y agresiones verbales y físicas.
En otros casos, según indican, son internas e infligidas desde algunas direcciones de los centros de trabajo o desde la Administración, ejercida por parte de algunos inspectores y que se refleja en el aumento de sanciones y expedientes a profesores en estos últimos cursos. 
En ese contexto la asociación puso en marcha una recogida de firmas en la Plataforma Change destinada a concienciar a los docentes y a la sociedad de las situaciones de violencia que se vive en los centros y a dar a conocer las propuestas y el trabajo de APS en este tema.

PIDEN A LOS CENTROS ACTIVAR PROTOCOLOS EFICACES DE DENUNCIA
- Foto: NATVEntre sus objetivos está también concienciar a las direcciones de los centros de la necesidad de activar protocolos eficaces de denuncia, que sirvan no solo para registrar los malos comportamientos sino que incluyan propuestas de medidas correctoras que se apliquen de forma inmediata. 
Entre las propuestas que han registrado en el departamento de Educación figura una ley de Protección al Docente que respalde su trabajo y su condición de autoridad y que, según precisa, no se debe confundir con el autoritarismo.
Además piden que la Administración implante protocolos eficaces y rápidos que tengan en cuenta las agresiones externas y también las internas y exigen a las direcciones de los centros que informen sobre los protocolos de agresión y la obligación de activarlos cuando se dé el caso. 
Los profesores demandan igualmente campañas institucionales que devuelvan el prestigio a la labor del docente y protección al profesorado, aplicando las sanciones a los agresores de forma inmediata y activando, si se viera necesario, una orden de alejamiento. 
Entre sus propuestas figura también la implantación en los centros de la figura del profesor responsable de riesgos laborales, ofrecer al docente agredido apoyo psicológico y asesoramiento legal y la creación de un órgano de mediación que ayude en los conflictos surgidos con la dirección del centro o la Administración, de forma que se eviten las propuestas de sanción directa o la apertura de expedientes.
A ellas peticiones suman la introducción de las modificaciones necesarias en la normativa del Decreto Foral de Derechos y deberes del alumnado para que el profesor agredido sea partícipe en la aplicación de las medidas correctoras de conductas.