Mas señala a Puigdemont como principal inductor del 1-O

AGENCIAS
-

El expresidente catalán declara que advirtió a su sucesor que el referéndum tenía que celebrarse dentro de un marco legal

Mas señala a Puigdemont como principal inductor del 1-O - Foto: Eduardo Parra - Europa Press

El expresidente catalán Artur Mas reveló ayer que su sucesor, Carles Puigdemont, «llegó a la conclusión de que era algo bueno que se celebrara el referéndum», y que él no se opuso al 1-O, pero advirtió al gerundense que lo llevara a cabo «en un marco legal que el Govern pudiera controlar», por lo que no debía «abandonar la capacidad de convocar elecciones». Así lo manifestó en su declaración como testigo en el juicio del procés, en la que precisó que dio ese consejo al político fugado en base a su «experiencia» por la organización del 9-N, que le ha costado una condena de 13 meses de inhabilitación.  
A pregunta de la acusación popular ejercida por Vox, detalló que se permitió la «licencia» de dar su opinión sobre la posibilidad de un nuevo plebiscito, en alguna reunión con miembros de su partido y Puigdemont, porque suponía una «alteración de la hoja de ruta» con la que la coalición JxSí se presentó a los comicios de 2015. En aquellos encuentros, Mas mantuvo que no se «opondría» a un referéndum, pero avisó a Puigdemont de que «no se perdiera nunca por parte del Govern la capacidad de iniciativa institucional en un marco legal que la Generalitat pudiera controlar».
Aparte del referéndum, en las citadas reuniones, en las que estuvieron presentes los dos expresidents y otros encausados como el exvicepresident Oriol Junqueras, los exconsejeros Raül Romeva y Jordi Turull o la expresidenta del Parlament Carme Forcadell -también la huida Marta Rovira-, se trató la Ley de Transitoriedad y se habló de que «lógicamente» tendrían poco recorrido porque serían anuladas por el Constitucional.