Carlos Fernández mantiene al Granada en lo alto

Inés Morencia (EFE)
-

Los andaluces logran empatar el partido ante el Valladolid (1-1) tras la presión ejercida al rival en la segunda mitad

Carlos Fernández mantiene al Granada en lo alto - Foto: R.GARCÍA

El Real Valladolid y el Granada empataron en el estadio José Zorrilla, tras un intenso partido, sobre todo en la primera mitad, en la que los locales sorprendieron con un gran Toni Villa, ante un rival que tuvo que esforzarse para frenar a los de Sergio González.
El conjunto blanquivioleta tenía un debe con su afición y salió dispuesto a ofrecer un buen espectáculo, esas ganas y esa alegría que reclamaba el técnico, Sergio González, en la previa del encuentro. Esa intensidad propició una primera ocasión en el minuto 2, tras un perfecto saque de falta de Alcaraz que remató Kiko Olivas al palo.
Ese entusiasmo se tradujo en una clara iniciativa por parte de los vallisoletanos, que alcanzaron el área nazarí a través de Toni Villa, que salía por primera vez en la temporada como titular, aunque no encontró a Sandro y, dos minutos después, sería este el que se internara, sin éxito, desde la banda derecha.
Carlos Fernández mantiene al Granada en lo altoCarlos Fernández mantiene al Granada en lo alto - Foto: R.GARCÍAPero esta vez la entrega tuvo recompensa y, en el minuto 12, Toni Villa logró, tras una buena jugada iniciada por Salisu, llegar al área pequeña para dar el pase de la muerte a Óscar Plano, que remató con fuerza para superar a Rui Silva y subir el primer gol al marcador.
Los continuos desbordes de Toni Villa se convirtieron en una pesadilla para un Granada que comenzó a mirar hacia el área local, aunque no creaba peligro, y los vallisoletanos siguieron jugando con comodidad, y bien posicionado en el campo, para evitar las llegadas del cuadro andaluz.
El Granada aumentó la presión y cambiaron de banda Vadillo y Puertas, para empezar a jugar más en el campo contrario y, si bien no lograba poner en peligro la portería defendida por Masip, tampoco permitió que el Real Valladolid encontrara la fluidez en el juego de la primera media hora, lo que bajó el ritmo del encuentro.
Carlos Fernández mantiene al Granada en lo altoCarlos Fernández mantiene al Granada en lo alto - Foto: Mas en una de esas llegadas del Granada, Carlos Fernández conseguía rematar y, aunque el disparo no adquirió fuerza, resultó suficiente para que sobrepasara al meta del Real Valladolid, tras escurrírsele el balón de entre las manos, dejando así el resultado en 1-1 al descanso.
Tras la reanudación, el Granada aumentó la intensidad al mismo tiempo que la perdía el Valladolid, puesto que Toni Villa dejó de imprimir velocidad al juego local, y comenzó a asediar la portería de Masip, quien se mostró menos seguro y fiable de lo habitual.
De hecho, en el minuto 59, lograba despejar el disparo de Montoro pero dejó el balón muerto, permitiendo la finalización de Carlos Fernández, aunque este se hallaba en fuera de juego y todo se quedó en un buen susto para una afición que volvía a animar, consciente del sufrimiento de su equipo en la segunda mitad.
Sandro lo intentaba desde la frontal del área con un gran disparo que detuvo Rui Silva, pero seguía siendo el Granada el que llegaba con más claridad y, de hecho, lograba marcar a través de Herrera, que encontró el rechace de Masip al potente lanzamiento de falta de Montoro, pero el colegiado lo anuló por fuera de juego.
Eso azuzó a los locales, que ansiaban inaugurar el casillero de triunfos en su estadio, pero ni Ünal, que pecó de lentitud, ni Hervías, de falta directa, pudieron modificar el resultado, como tampoco pudo hacerlo el Granada, con lo que ambos contendientes tuvieron que conformarse con repartirse los puntos.