Los partidos ponen nota a los 100 días de Gobierno

NATV
-

Na + ha dado un "suspenso rotundo" a la gestión del Gobierno de Navarra en sus primeros cien días, mientras que el PSN le ha dado un sobresaliente y Geroa Bai se ha mostrado "satisfecho" con el arranque de la legislatura.

Por su parte, EH Bildu ha considerado que el Ejecutivo se tiene que "aplicar" y "necesita mejorar", Podemos ha hecho una valoración favorable y ha puntuado al Ejecutivo con un 7,5, e Izquierda-Ezkerra ha hecho un balance "agridulce".

El portavoz de Navarra Suma, Javier Esparza, ha afirmado, al término de la Mesa y Junta de Portavoces del Parlamento de Navarra, que han sido "cien días para cien nuevos cargos, es uno de los mensajes claros que ha lanzado la presidenta Chivite, cien nuevos cargos para responder a las necesidades partidistas, no de la ciudadanía navarra".

Además, ha considerado que han sido cien días en los que Chivite "ha renunciado a su palabra" y ha afirmado que "antes iba a haber exenciones a las madres del IRPF y ahora hay deducciones; antes se iba a derogar el mapa local y ahora se ha votado en contra de derogarlo, antes iba a derogar el decreto del euskera y ahora no se deroga". "Chivite preside y quien lidera el Gobierno es Uxue Barkos, porque las políticas son las que vienen del nacionalismo vasco", ha asegurado, tras lo que le ha dado al Ejecutivo un "suspenso rotundo, sin condiciones".

Los partidos ponen nota a los 100 días de GobiernoLos partidos ponen nota a los 100 días de Gobierno

Por el contrario, la parlamentaria del PSN Ainhoa Unzu ha calificado con un "sobresaliente" la gestión del Gobierno de Navarra. "Estamos muy satisfechos, hemos sido plenamente leales con el acuerdo programático y con los socios, se han tomado medidas muy importantes que han puesto el foco en las personas, como una OPE masiva de más de 700 plazas, el abono del grado para los interinos, la contratación masiva de profesorado antes del inicio del curso o los primeros pasos para la elaboración de un plan de empleo", ha señalado.

Además, ha asegurado que "la valoración al Gobierno la ponen los ciudadanos, los ciudadanos se pronunciaron el pasado domingo en las elecciones generales y volvieron a dar el triunfo a nivel estatal al PSOE y en Navarra se refrendó la gestión del Gobierno de María Chivite, porque la suma de los votos de los grupos que apoyan al Gobierno fue bastante superior a la de cualquier otro".

La portavoz de Geroa Bai, Uxue Barkos, ha señalado que "son cien días en los que se está trabajando de manera sólida en aquellas iniciativas que tienen que dar paso a un año de trabajo, el 2020, con solidez". Ha declinado dar una nota a la labor del Gobierno y ha dicho que "es mejor que la puntuación nos la pongan los ciudadanos". En todo caso, ha expresado su "satisfacción por el trabajo que estamos llevando a cabo y ojalá se consolide".

La portavoz de EH Bildu, Bakartxo Ruiz, ha considerado que el Gobierno "se tiene que aplicar" y "necesita mejorar". "No le voy a poner nota antes de pasar la evaluación, estamos en los controles preevaluatorios, la evaluación será con los Presupuestos". "Tenemos muchas palabras y pocos hechos. Para ser un Gobierno de coalición están demostrando bastante falta de cohesión en algunas cuestiones y una preocupante preeminencia del PSN en algunas cuestiones, como no recurrir sentencias relativas al decreto del euskera. También somos críticos con la estructura del Gobierno y la sobrefinanciación que ello conlleva", ha afirmado.

Por parte de Podemos, Mikel Buil ha dado un nota de 7,5 al Gobierno y ha destacado que "ha sido un proceso de construcción, se ha hecho un Gobierno de coalición que no tiene la mayoría suficiente y que se ve obligado a modificar las formas de funcionar". "Hemos tenido una campaña electoral de por medio y no se ha generado en Navarra una tensión interna", ha dicho, aunque ha señalado que "hay que mejorar en la dinámica de trabajo".

Por último, la parlamentaria de I-E, Marisa de Simón, ha hecho una valoración "agridulce" y ha explicado, por ejemplo, que es "regresivo" aprobar la exención de los bienes afectos a actividades empresariales y en cambio es un "avance" introducir la deducción en las prestaciones por maternidad para los años 2015-2018. "Es pronto para hacer una valoración en relación a lo que va a ocurrir con este Gobierno, esperamos a los Presupuestos y vamos a trabajar para que tengan un marcado carácter social", ha apuntado.