Esparza insiste en llegar a un acuerdo con el PSN

NATV
-

El presidente de UPN y candidato de Navarra Suma a presidir la comunidad foral, Javier Ezparza, ha criticado las ambiciones personales que ve en el PSN cuando existe la posibilidad de conformar un gobierno constitucionalista.

"Es la mejor fórmula, la que da estabilidad, es coherente con los programas y los discursos y el que respeta al conjunto de los ciudadanos y a lo que la mayoría votó", ha dicho a los periodistas tras reunirse con el presidente del Parlamento en la ronda de consultas convocada por éste para conocer si hay o no un candidato a la investidura.
Y ha advertido de que si PSN finalmente conforma un gobierno alternativo, Navarra Suma "va ser clave, fundamental, en todas las decisiones que se vayan a tomar en esta próxima legislatura".
En ester sentido Esparza ha señalado que la plataforma integrada por UPN, PP y Ciudadanos tiene el 40% de los escaños en el Parlamento de Navarra y por lo tanto su "presencia, fortaleza y legitimidad es evidente".
Esparza insiste en llegar a un acuerdo con el PSN Esparza insiste en llegar a un acuerdo con el PSN - Foto: Jesús Diges"Vamos a ser vitales", ha asegurado, y apuntado que "el cuatripartito nacionalista y excluyente" que gobernó la pasada legislatura tiene 19 escaños porque "fue derrotado en las urnas", por lo que ha criticado que ahora vaya a ser "rescatado" por el PSN.
Según Esparza el acuerdo que buscan los socialistas hará "las políticas que lideraron Uxue Barkos y Adolfo Araiz", las de "un gobierno al que los ciudadanos dieron la espalda" el 26M.
Y es que en su opinión el PSN tendrá que "ceder" ante los postulados nacionalistas si quiere llegar a un acuerdo que permita la investidura de María Chivite, para la que ha comentado que será preciso un acuerdo "a cinco", PSN, Geroa Bai, EH Bildu, Podemos e I-E.
Además, ha señalado que será un gabinete "sin estabilidad en temas fundamentales" cuando "sin certeza, sin acuerdos en lo esencial, no se puede conformar un gobierno".
Un criterio que le ha llevado ha destacar que Navara Suma y el PSN "coincidimos en al menos el 80% de las posiciones fundamentales", por lo que la formación de un gobierno alternativo al constitucionalista que él defiende es "un tema de sillones".
"Si no, no tiene sentido lo que se está haciendo" el PSN, ha aseverado y recordado las "contradicciones evidentes en temas esenciales" que hay entre este partido y sus posibles socios.
Entre estas ha citado la política lingüística y fiscal, el mapa local, el TAV o el Canal de Navarra, la oferta pública de empleo o la concertación social, y advertido de que este gobierno tendrá una mayoría de 16 parlamentarios nacionalistas e independentistas sobre 30.
Por eso "si se pensara en los ciudadanos, tendría que haber un acuerdo con Navarra Suma porque coincidimos en lo fundamental" y la plataforma y PSN tienen "garantizada la estabilidad".
De nos ser así, ha precisado Esparza, "Chivite podrá ser presidenta del Gobierno pero no de los navarros", y ha agregado que la socialista "quiere presidir el gobierno cueste lo que cueste y para eso no hay límites, pero las contradicciones son tan evidentes en temas esenciales" que "no tiene lógica salvo ambiciones personales".
Y ha aludido a declaraciones del dirigente abertzale Arnaldo Otegi sobre el terrorismo de ETA, que sigue sin condenar, para señalar que "hace falta tener tragaderas para presidir un gobierno con EH Bildu"
"Si se conforma un Gobierno a cinco, gobernarán, si no gobernará Navarra Suma", ha aseverado, y reiterado que un gobierno con 30 escaños detrás "no va a ser de progreso sino nacionalista para hacer políticas nacionalistas y en el que van a mandar de nuevo Bildu y Geroa", mientras en España "el PSOE está pidiendo acuerdos con el PP y Ciudadanos".