Piden incluir la muerte de Germán entre crímenes franquistas

NATV
-

La plataforma Sanfermines 78 Gogoan ha pedido a la jueza argentina María Servini que incluya en la investigación que se desarrolla en el marco de la denominada 'querella argentina' los sucesos de 1978 en Pamplona, en los que murió Germán Rodríguez.

En concreto, la plataforma, que se ha reunido recientemente en Argentina con la jueza, le ha pedido que interrogue a Rodolfo Martín Villa, ex ministro de Interior en 1978, por los sucesos ocurridos en las fiestas de Pamplona de ese año.

Martín Villa ha sido citado a declarar el próximo 9 de septiembre por la jueza María Servini, que instruye la 'querella argentina' sobre los crímenes del franquismo, en relación a los sucesos del 3 de marzo de 1976 en Vitoria, durante la semana proamnistía de 1977 y por el asesinato de Arturo Ruiz en la conocida como 'semana negra' de enero de 1977.

La plataforma Sanfermines 78 Gogoan, que se ha adherido a la 'querella argentina' y que viajó recientemente a Buenos Aires para entrevistarse con la jueza Servini así como con organismos institucionales y de derechos humanos de Argentina, quiere que a este interrogatorio se incorpore el caso de los Sanfermines del 78.

Piden incluir la muerte de Germán entre crímenes franquistas
Piden incluir la muerte de Germán entre crímenes franquistas - Foto: NATV

Así lo ha dado a conocer Sanfermines 78 Gogoan en una rueda de prensa en la que han participado, en representación de la plataforma, Amaia Kowasch y Sabino Cuadra, acompañados por Fermín Rodríguez, hermano de Germán Rodríguez, fallecido por disparos de la policía durante los Sanfermines de 1978; y Aitor Garjón, presidente de la Federación de Peñas de Pamplona.

En esta rueda de prensa se ha convocado una concentración, el próximo 21 de junio a las 19 horas frente a la Delegación del Gobierno en Navarra, para exigir al Ejecutivo central "que juzgue a Martín Villa y la vulneración de derechos humanos que se cometieron durante la dictadura" y para exigir la desclasificación de la documentación existente sobre los Sanfermines del 78.

Sabino Cuadra se ha mostrado "optimista" de que su caso pueda incorporarse al interrogatorio de Martín Villa si bien ha precisado que "no hay una resolución todavía". Además, ha destacado el "interés especial" de Servini y de la Fiscalía argentina por "conocer la implicación directa" del ex ministro del Interior "en los crímenes que allí denunciamos".

Cuadra ha definido los sucesos de Sanfermines del 78 como "una agresión criminal de carácter premeditado e indiscriminado realizado por la policía española" y la muerte de Germán Rodríguez como "un asesinato". En este sentido, ha recordado las grabaciones realizadas en la emisora policial un día después de la muerte de Germán Rodríguez "en las que se señalaba 'disparar con todas vuestras energías, no os importe matar'".

Asimismo, ha incidido en "la responsabilidad del entonces ministro de Interior, Martín Villa, que ante estos hechos tuvo la desvergüenza de afirmar que se trataba de meros errores". "Muestra inequívoca de lo que es una moral hipócrita y maniquea y que, en cualquier caso, entiende la potestad del Ministerio de Interior como una licencia para matar sin que se deriven de la misma ningún tipo de responsabilidades", ha reprochado.

Junto a Martín Villa, la plataforma a incluido en su querella como "responsables de esa acción criminal" al gobernador civil de Navarra en aquella época, Ignacio Llano; el comisario de la policía Miguel Rubio; el comandante Fernando Ávila, así como los capitanes y tenientes que dirigieron el operativo en la intervención policial en la Plaza de Toros de Pamplona en las fiestas de 1978.

"HE PODIDO SENTARME DELANTE DE UNA JUEZ, PERO A 10.000 KILÓMETROS DE MI CASA"

Por su parte, Fermín Rodríguez, hermano de Germán Rodríguez que acompañó a la plataforma en su viaje a Buenos Aires, ha resaltado que "por fin, después de casi 41 años, he podido sentarme delante de una juez y explicarle las circunstancias del asesinato de mi hermano Germán". Sin embargo, ha criticado que "para vergüenza de la judicatura española, esto lo he hecho a 10.000 kilómetros de mi casa y de dónde sucedieron los hechos".

Fermín Rodríguez ha remarcado que "ninguno de nosotros tendríamos que haber ido a Argentina si los jueces en su día hubieran hecho el trabajo que les tocaba hacer, es decir, instruir el caso como se debe, investigar y juzgar a los responsables". "Sin embargo, la judicatura siempre ha hecho grandes esfuerzos para proteger a los agresores, garantizar su impunidad y marginar a las víctimas", ha censurado.

Tras reunirse con la jueza Servini, Rodríguez ha manifestado tener "sentimientos encontrados". Por un lado, "son momentos tristes porque se recuerda constantemente el asesinato de mi hermano Germán", pero, a la vez, "es una satisfacción y una liberación haber podido declarar". "Aunque el proceso está ahora mismo en Argentina, nos negamos a seguir luchando para que este proceso sea juzgado donde debe, aquí", ha subrayado.