Nuevo giro en la investigación del caso de Marta del Castillo

Agencias
-

La familia admite la última versión del reo y afirma que la joven fue asesinada por Francisco Javier, hermano de Carcaño, al golpearle con la culata de una pistola en medio de una discusión sobre una hipoteca

Nuevo giro en la investigación del caso de Marta del Castillo

Una nueva investigación de la familia de Marta del Castillo, la joven asesinada en Sevilla en enero de 2009, concluye que Miguel Carcaño y su hermano adquirieron el piso de León XIII, el lugar donde se perpetró el crimen, gracias a un préstamo obtenido con datos falsificados. Esto supondría un nuevo giro en el caso del asesinato y desaparición de la joven, ya que la familia cree que el verdadero móvil del crimen fue una discusión entre los familiares por el pago de la hipoteca. Por ello han solicitado al Juzgado que reabra la causa archivada en 2013 contra el hermano de Carcaño, Francisco Javier Delgado. 
En declaraciones ayer a los medios, Antonio del Castillo rememoró la decisión adoptada en mayo de 2013 por el Juzgado de Instrucción número cuatro de Sevilla de archivar las diligencias abiertas contra el hermano de Miguel Carcaño, después de que este diera una nueva versión del crimen y asegurase que fue su hermano quien mató a Marta del Castillo golpeándola con la culata de una pistola y que, posteriormente, ambos la enterraron en una finca de La Rinconada.
Según aquella versión de los hechos, la séptima esgrimida por Carcaño -condenado a 21 años y tres meses, siendo absueltos el resto de los acusados-, estando en la vivienda de la calle León XIII donde fue perpetrado el crimen, su hermano le habría achacado que se hubiera gastado el dinero previsto para pagar la hipoteca del inmueble, enzarzándose ambos en una discusión hasta que Marta del Castillo «se metió por medio» para mediar e intentar evitar que la discusión fuera a más, momento en el que Francisco Javier le habría propinado un golpe en la cabeza con la culata de la pistola, extremo que habría causado la muerte de la muchacha.
No obstante, en mayo de 2013 el juez Francisco de Asís decidió archivar las diligencias incoadas contra Delgado a cuenta de esta nueva versión de los hechos aportada por Carcaño, al no contar con «el más mínimo indicio» de que el hermano de este participase en el crimen, según un auto dictado entonces.
Pero el pasado viernes, según relató Antonio del Castillo, la familia de Marta solicitó a la citada instancia judicial la reapertura de aquellas diligencias contra Javier Delgado, al haber reunido «indicios» de que aquella versión de Carcaño «es verdad». Al respecto, expuso que después de que en 2017 él se entrevistase con Carcaño en la prisión donde cumple condena y el reo le propusiese «mirar los papeles de la hipoteca» de la vivienda, la familia de la víctima descubrió que fueron «falsificados» documentos como «nóminas, la vida laboral o declaraciones de la renta», para conseguir una hipoteca de 108.000 euros.
El padre de la joven explicó que el enfrentamiento entre ambos hermanos no habría derivado del mero impago de las cuotas de la hipoteca, sino de que «se podía descubrir un delito que les iba a llevar a los dos a la cárcel», ante lo cual Marta del Castillo «se metió por medio en defensa del amigo», en alusión a Miguel Carcaño.