Trump aumenta el presupuesto militar y reduce el social

Agencias
-

El presidente de EEUU presenta un proyecto para 2021 con carácter electoralista centrado en la seguridad y la carrera espacial, mientras que recorta la contribución del Estado a las ayudas al ciudadano

Trump aumenta el presupuesto militar y reduce el social - Foto: JONATHAN ERNST

En la línea con lo que han sido sus políticas durante los tres años que lleva al frente del país, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, desveló ayer su propuesta de presupuesto para el año fiscal 2021, en la que destina más gasto en Defensa y en la exploración espacial -con la vista puesta en Marte- y un recorte en el apartado social y el medioambiental.
El proyecto financiero, de un total de 4,8 billones de dólares, incrementa el desembolso militar en un 0,3 por ciento, hasta los 740.500 millones de dólares, mientras que reduce el resto de las contribuciones en un 5 por ciento, hasta los 590.000 millones de dólares.
Uno de los grandes beneficiados de este texto es la Agencia Aeroespacial (NASA), que ve aumentado su presupuesto un 12 por ciento este año, dentro del objetivo marcado por el mandatario de regresar a la Luna y llegar a Marte para 2030.
En las demás partidas, a excepción de la militar, propone importantes rebajas presupuestarias, con un recorte del 26 por ciento en el de la Agencia de Protección Medioambiental; un 21 por ciento en el Departamento de Estado; un 9 por ciento en el Área de Salud y un 8 por ciento en el Departamento de Educación.
Asimismo, apunta a menores contribuciones a diversos programas de asistencia social al elevar los requisitos, como la búsqueda activa de empleo, para acceder a beneficios como los cupones de alimentación, de los que dependen millones de estadounidenses.
El plan de gasto federal para el año fiscal 2021, que comienza el próximo mes de octubre, también prevé 2.000 millones de dólares para la construcción del polémico muro fronterizo con México, una de sus grandes promesas electorales en 2016 y cuya finalización será la apuesta de cara a las presidenciales del 3 de noviembre.
Pese a haber garantizado un equilibrio en las cuentas públicas, el documento de Trump no se compromete a eliminar el abultado déficit hasta 2035, y no en 10 años, como había adelantado previamente.
«Los déficits federales insostenibles y la deuda son una amenaza real para la prosperidad estadounidense», alerta el texto, asegurando que «ralentizan» el crecimiento económico y tienen «consecuencias negativas» para el presupuesto y para el país.
Entre 2021 y 2030, el Ejecutivo de Trump espera que el crecimiento del PIB se sitúe en torno al 3 por ciento y que el paro se mantenga en el 3,6 por ciento, aunque hasta 2030 repuntará hasta el 4 por ciento.
Este proyecto es más una declaración de prioridades que un verdadero plan presupuestario, ya que apenas cuenta con posibilidades de salir adelante en un Congreso dividido, donde los republicanos controlan el Senado y los demócratas hacen lo propio en la Cámara de Representantes.
Sin embargo, sirve al mandatario para remarcar sus intenciones políticas de cara a la campaña para las presidenciales, en las que buscará la reelección.